Según informan medios estadounidenses, hackers chinos han conseguido robar información y documentos secretos y clasificados de la Armada de EEUU.

Según informan medios estadounidenses, hackers chinos han conseguido robar información y documentos secretos y clasificados de la Armada de EEUU.

Según informó el viernes la revista estadounidense The Wall Street Journal (WSJ)hackers chinos lograron acceso a documentos clasificados de la Armada de Estados Unidos (U.S. Navy, por sus siglas en inglés) en ataques a las empresas contratistas que trabajan con esta rama de las Fuerzas Armadas estadounidenses.

Entre los datos a los que han tenido acceso los chinos están planes para el desarrollo de un nuevo misil anti-buque supersónico y planes de mantenimiento de los buques de guerra estadounidenses, datos que revelan en gran medida los futuros despliegues de la Armada de EE.UU. alrededor del mundo.

Los hackers chinos han conseguido, también, acceder a los servidores de varios laboratorios militares que desarrollan nuevos equipos y armamentos para la Armada de EE.UU., donde se almacenan datos e información altamente confidenciales sobre futuros programas y proyectos militares estadounidenses.

Hackers venden datos de miles de militares israelíes

Estos ataques han preocupado en gran medida a las autoridades estadounidenses dado que, también, han dejado en descubierto la debilidad de los sistemas de ciberseguridad de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos y las empresas militares con las que trabaja.

“Una serie de incidentes en los últimos 18 meses han mostrado la debilidad del sistema, destacando lo que algunos oficiales han descrito como la campaña de ciberataques vinculada a Pekín más dañina (…) Ya se han empezado una evaluación completa de las vulnerabilidades”, se lee en la WSJ.

En los últimos años y con el aumento del poderío de China en el ámbito cibernético ha habido cada vez más casos de hackeos contra las FFAA estadounidenses realizados por parte del gigante asiático (en todos los casos Pekín niega responsabilidad alguna) hasta el punto que ya los altos mandos estadounidenses consideran a China, junto con Rusia, como los adversarios más peligrosos en el ámbito de la ciberseguridad.

Compartir: