La coalición liderada por Arabia Saudí bombardeó el miércoles una base aérea en Yemen, mientras se celebraba un alto el fuego en la ciudad portuaria de Al-Hudayda.

La coalición liderada por Arabia Saudí bombardeó el miércoles una base aérea en la capital de Yemen, mientras se celebraba un alto el fuego en la ciudad portuaria de Al-Hudayda.

En comentarios transmitidos por la televisión estatal saudí, la coalición dijo que golpeó la base aérea al lado del aeropuerto internacional de Saná, destruyendo un lanzacohetes y un avión no tripulado que dijo que se estaba preparando para llevar a cabo un ataque.

Según la agencia de noticias Fox News, la cadena de televisión yemení Al Masirah dijo que los ataques aéreos golpearon la base y las áreas circundantes. No quedó inmediatamente claro si hubo víctimas.

La coalición saudí ha estado en guerra con los combatientes del movimiento popular yemení Ansarolá (hutíes), durante casi cuatro años. Los ataques aéreos de la coalición han matado a miles de personas, y en respuestas, los hutíes lanzaron misiles balísticos a Arabia Saudí y atacaron barcos en el Mar Rojo.

Un frágil alto el fuego esta semana detuvo meses de intensos combates en la ciudad portuaria de Hudayda, en Yemen, a través de la cual el país importa el 70 por ciento de su ayuda alimentaria y humanitaria. La guerra ha generado la peor crisis humanitaria del mundo, llevando a Yemen al borde del hambre.

La coalición instó a los Estados Unidos a desplegar rápidamente oficiales para supervisar el retiro de las fuerzas opuestas de la ciudad y sus alrededores, advirtiendo que la tregua podría romperse. Se espera que un equipo de la ONU dirigido por un general holandés viaje a Hudayda esta semana.

Facebook censura imágenes de niños hambrientos de Yemen

Mientras tanto, un grupo de ayuda dijo que más de medio millón de personas desplazadas en Yemen enfrentan la “doble amenaza” de la hambruna y las bajas temperaturas a medida que comienza el invierno.

Oxfam dijo que unas 530,000 personas desplazadas se encuentran en áreas montañosas, muchas de las cuales viven en refugios improvisados ​​sin aislamiento o impermeabilización.

“Las temperaturas de congelación podrían ser la última gota para las familias que ya luchan por sobrevivir el hambre desesperada”, dijo Muhsin Siddiquey, director de Oxfam en Yemen.

La semana pasada, un grupo internacional que rastrea la guerra civil de Yemen informó que el conflicto ha matado a más de 60,000 personas, tanto combatientes como civiles, desde 2016. Eso es mucho más alto que la cifra de 10,000 civiles de la ONU, y se ha sumado a la urgencia de encontrar una resolución política.

El Proyecto de Datos de Evento y Localización de Conflictos Armados con sede en EE.UU. dijo que basaba sus cifras en informes de noticias.

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

85 + = 86