Rusia probó con éxito un misil demasiado rápido para ser interceptado por cualquier plataforma de defensa en Estados Unidos o en el mundo.

Rusia probó con éxito un misil demasiado rápido para ser interceptado por cualquier plataforma de defensa en Estados Unidos o en el mundo.

Según Newsweek, la Marina de Rusia lanzó más de 10 misiles de crucero hipersónicos anti-barco Tsirkon 3M22, conocidos por la alianza militar occidental de la OTAN liderada por Estados Unidos Como SS-N-33, “contra objetivos en el mar a una distancia de varios cientos de kilómetros”.

La fuente agregó que los misiles “destruyeron repetidamente los objetivos navales designados a la velocidad hipersónica”. Las fuentes señalaron que el misil logró alcanzar la velocidad de Mach 8, alrededor de ocho veces la velocidad del sonido.

Dos fuentes familiarizadas con el informe del servicio de inteligencia estadounidense aseguraron que Estados Unidos es incapaz de defenderse de esta arma.

El nuevo misil ruso; el “verdadero asesino de tanques”

“Lo que estamos viendo con esta arma en particular es que los rusos la diseñaron para tener una capacidad de doble propósito, lo que significa que puede ser utilizada tanto contra un objetivo en tierra como contra un buque en el mar”, señaló una de las fuentes.

En 2016, Sputnik informó que Rusia había iniciado las pruebas del misil de crucero hipersónico Tsirkon de emplazamiento naval.

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

78 + = 86