Venezuela rechaza injerencias de EE.UU. respecto al caso Guyana y lo ve como un intento para promover sus ‘intereses corporativos de la élite’.

Venezuela rechaza injerencias de EE.UU. respecto al caso Guyana y lo ve como un intento para promover sus ‘intereses corporativos de la élite’.

El sábado, dos buques de Guyana, contratados por la petrolera estadounidense ExxonMobil, fueron interceptados por la Armada de Venezuela. Tras el incidente, el portavoz adjunto del Departamento de Estado de EE.UU., Robert Palladino, afirmó en Twitter que Washington está supervisando los reportes de que la Armada venezolana pudo haber interferido en las labores de los buques que operan en nombre de ExxonMobil.

El vocero estadounidense también dijo que EE.UU. “llama a Venezuela a respetar el derecho internacional y la soberanía de sus vecinos”.

“Venezuela rechaza categóricamente el comunicado injerencista e impertinente del Departamento de Estado de los EE.UU. sobre la acción soberana el día 23 de diciembre por parte de la Armada Nacional Bolivariana”, ha subrayado la Cancillería venezolana en un comunicado hecho público este martes.

Según la nota, los buques de exploración petrolera contratados por fuera del marco legal internacional se encontraban en aguas de Venezuela, por lo que jamás podrían haberse localizado en la Zona Económica Exclusiva de Guyana.

Maduro denuncia complot de EEUU para Venezuela en 2019

Asimismo, el Gobierno de Venezuela hace un llamado a las autoridades estadounidenses a mantenerse al margen de las relaciones entre dos Estados soberanos y a ocuparse de sus propios asuntos.

El lunes, Caracas informó al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, del incidente y envió una nota de protesta al Gobierno de Guyana, antes de considerar lo sucedido como una “inaceptable violación a la soberanía nacional”.

Desde el siglo XIX, Venezuela reclama la soberanía del Esequibo, una región del escudo guyanés comprendida entre el oeste del río Esequibo hasta el hito en la cima del monte Roraima, en Suramérica, una postura que comparten incluso algunos de los más férreos detractores del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Las tensiones entre Venezuela y Guyana se exacerbaron después de que, en 2015, ExxonMobil descubriera un importante yacimiento en la parte marítima del territorio reclamado y desde entonces ha realizado nueve descubrimientos. El bloque Stabroek —frente a las costas del Esequibo—, descubierto en 2015, es considerado la segunda mayor reserva de petróleo del mundo.

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

50 + = 54