Israel sigue haciendo oídos sordos a la negativa internacional y continúa con sus políticas expansionistas en los territorios ocupados palestinos.

Israel sigue haciendo oídos sordos a la negativa internacional y continúa con sus políticas expansionistas en los territorios ocupados palestinos.

La presidencia de Donald Trump en Estados Unidos ha dado más alas a las políticas expansionistas de Israel. Los datos de la oenegé israelí, “Paz Ahora” demuestran un incremento del ritmo al que se expanden los asentamientos ilegales en los territorios ocupados de Palestina y un fuerte aumento en la planificación para la construcción futura, informó Al Jazeera.

Según datos publicados por la Oficina Central Israelí de Estadística (CBS, por sus siglas en inglés), Israel comenzó a construir 794 nuevas viviendas en la Cisjordania ocupada en el segundo trimestre de 2018. Esta cifra supone más del doble comparada con la del primer trimestre, cuando se comenzó la construcción de 279 nuevas viviendas. Las cifras de 2018 también son más elevadas que las que corresponden al mismo periodo de 2017.

La expansión de las colonias israelíes, consideradas ilegales por la comunidad internacional fue uno de los asuntos en los que Tel Aviv mantuvo un enfrentamiento abierto con el inquilino demócrata de la Casa Blanca, hasta el punto que en la etapa final de la Administración de Barack Obama, Washington se abstuvo y permitió la aprobación en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) dé una resolución contra esos asentamientos.

La ministra israelí: El plan de paz de Trump es una “pérdida de tiempo”

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

+ 35 = 45