Donald Trump propone una feliz solución para abrir el Gobierno y ahora pide una barrera de acero en lugar del muro de concreto en la frontera con México.

Donald Trump propone una feliz solución para abrir el Gobierno y ahora pide una barrera de acero en lugar del muro de concreto en la frontera con México.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció el pasado 21 de diciembre el cierre del Gobierno y condicionó su reapertura a los fondos para construir un muro en la frontera sureña del país. Ante el firme rechazo de los demócratas, el mandatario republicano amaneció con “una buena solución”, informó CNNespañol.

“Hemos contactado con muchas personas y anuncié a mi gente que digan que construiremos una barrera de acero”, explicó el domingo Trump a los periodistas en la Casa Blanca.

A los demócratas no les gusta un muro de concreto, matizó Trump, pero una barrera de acero “parece más bonita” y “más fuerte”, así que es una “buena solución” para alcanzar un acuerdo con la Cámara de Representantes (dominada por los demócratas) para reabrir el Gobierno, opinó.

Sigue el cierre del Gobierno en EEUU mientras Trump no logra fondos

El inquilino de la Casa Blanca también aseguró que el acero “nos dará gran fuerza”, sin precisar ante quién, y reiteró que los demócratas se oponen a una barrera de concreto y no a una de acero.

Los demócratas dicen que la idea del muro, una de las consignas más cacareadas por el republicano Turmp en su campaña electoral, en realidad, sirve para solapar otros problemas más complejos como, por ejemplo, la inmigración. Además, Trump lo está utilizando como instrumento para obtener apoyo entre su base más conservadora.

De igual modo, denuncian que Trump ha tomado como “rehenes” a los estadounidenses para garantizar la construcción de su muro fronterizo.

Compartir: