Es un hecho olvidado hace mucho tiempo que algunos países de Medio Oriente, incluido Siria devastada ahora por la guerra, recibieron a miles de refugiados europeos durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

Es un hecho olvidado hace mucho tiempo que algunos países de Medio Oriente, incluido Siria devastada ahora por la guerra, recibieron a miles de refugiados europeos durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

Los desplazados de Europa del Este y los Balcanes emigraron a Oriente Medio cruzando el mar Mediterráneo y Turquía para escapar de la ocupación nazi y soviética durante el período más duro de la guerra.

La Administración de Refugiados y Socorro de Oriente Medio (MERRA, por sus siglas en inglés), establecida por el Reino Unido en 1942, dieron acogida a unos 40,000 europeos en los campamentos instalados en Siria, Egipto y Palestina.

Los refugiados europeos residían en los acampamientos hasta que terminó el conflicto militar, y luego regresaron a su patria o en algunos casos se mudaron a un tercer estado.

El diario estadounidense “The Washington Post” relató esta historia olvidada en un informe, publicado en 2016.

Según el documento, una vez los refugiados recién llegados pasaron por una inspección médica, fueron enviados a viviendas separadas (para familias, niños separados y no acompañados, hombres y mujeres solteros) y se les asignó una sección especial del campamento.

Refugiados en el sureste de Siria viven en una situación catastrófica

Entre los años 1939 y 1941, Irán también recibió entre 114,000 a 300,000 polacos que habían escapado del nazismo y los campos soviéticos.

Siria está emergiendo de un conflicto devastador que comenzó en 2011. Desde entonces, cientos de miles de civiles han perdido la vida en la guerra y millones más han sido desplazados, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Actualmente, Turquía alberga a más de 3.5 millones de expatriados sirios, más que cualquier otro país del mundo, mientras que muchos países europeos se niegan a abrir sus fronteras a los civiles desplazados.

Compartir: