El analista militar Víktor Baranets del diario Komsomolskaya Pravda comparó los novedosos sistemas de defensa antiaérea de Rusia y explicó en qué circunstancias los militares optarían por un S-400 o un S-500.

El analista militar Víktor Baranets del diario Komsomolskaya Pravda comparó los novedosos sistemas de defensa antiaérea de Rusia y explicó en qué circunstancias los militares optarían por un S-400 o un S-500.

La diferencia en el uso del sistema de defensa antiaérea S-400 y el S-500 es evidente para los profesionales: el Ejército utiliza el medio necesario para contrarrestar un objetivo concreto.

Uno no va a cosechar papas con una pala de oro si puede hacerlo con una pala normal, señaló el analista en declaraciones al diario Tsargrad.

El razonamiento respecto a los dos sistemas para repeler determinada amenaza es el mismo: para las tareas comunes, se usa el S-400; para repeler amenazas más globales desde el aire, se aplica el S-500.

Según Baranets, los S-400 están armados con una menor variedad de misiles diseñados para repeler amenazas específicas del enemigo. En cambio, el S-500 está equipado con más tipos de misiles, algunos de los cuales son capaces de interceptar blancos en el espacio.

¿Por qué los países prefieren comprar S-400 rusos y no THAAD estadounidenses?

“Hay un misil diseñado para repeler el ataque de un avión o un helicóptero, y también hay un misil diseñado para destruir un misil balístico. Un método combinado”, detalló el experto.

Además, los sistemas se diferencian por el alcance de detección y de destrucción del objetivo.

“El S-400 detecta un objetivo enemigo a una distancia de 600 kilómetros y es capaz de derribarlo a unos 400 kilómetros. Al mismo tiempo, el sistema de defensa antiaérea S-500 lo detecta a unos 800 kilómetros y lo derriba a unos 600 kilómetros”, especificó.

Aunque hay poca información sobre el sistema S-500 Prometei, se sabe que será capaz de atacar los blancos a una altura de 95-97 kilómetros —inalcanzables para otros sistemas existentes—. Esto significa que el sistema podrá no solo contrarrestar misiles de crucero y aviones del enemigo, sino interceptar ojivas de misiles balísticos fuera de la atmósfera.

El sistema antiaéreo S-400 Triumf (SA-21 Growler en la clasificación de la OTAN) es capaz de abatir aparatos aéreos de tecnología furtiva, misiles de crucero, misiles balísticos tácticos y táctico-operativos.

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

+ 38 = 39