Washington comenzará el proceso de su salida unilateral del Tratado sobre Misiles de Alcance Medio y Corto (INF, por sus siglas en inglés) este 2 de febrero.

Washington comenzará el proceso de su salida unilateral del Tratado sobre Misiles de Alcance Medio y Corto (INF, por sus siglas en inglés) este 2 de febrero.

Según ha confirmado Andrea Thompson, subsecretaria de Estado para el Control de Armas y Asuntos de Seguridad Internacional, EE.UU. ha tomado la decisión tras no ver una conformidad rusa con las disposiciones del tratado, pese a los reiterados intentos de Moscú para que Washington presentara los detalles técnicos sobre los que basa sus acusaciones de presunta violación al acuerdo, informó RT.

Horas atrás, el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, había indicado que su país continuaba trabajando para salvar el tratado, pero expresó que las recientes consultas en Ginebra sobre el asunto confirmaron la intención de EE.UU. de acabar con las herramientas de estabilidad estratégica.

El Tratado INF, que ayudó a poner fin a la Guerra Fría, consiste en una prohibición para EE.UU. y Rusia del desarrollo de misiles terrestres de alcance medio y corto, de entre 500 y 5.500 kilómetros de alcance, que pueden llevar cargas nucleares a naciones próximas.

Acusaciones infundadas

Días atrás, Lavrov reiteró que EE.UU. no ha presentado ningún documento que confirme el supuesto incumplimiento del acuerdo, que se centra en un misil al que los oficiales estadounidenses se refieren como Novator 9M729.

En detalle, EE.UU. afirma que ese misil de crucero con base en tierra, supuestamente destinado para el sistema de lanzamiento táctico-operacional Iskander-M, tiene un alcance de al menos 3.000 kilómetros y ya ha sido probado por los militares rusos con ese rango de distancia.

Sin embargo, los datos rusos sobre cómo se realizaron estas pruebas confirman que las normas del tratado INF no fueron violadas en ningún momento. Lavrov subrayó que el misil 9M729 fue probado dentro del rango de distancia permitido por dicho acuerdo y de conformidad con sus términos.

El 20 de octubre pasado, el presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció su intención de retirarse del tratado INF, alcanzado en 1987 entre EE.UU. y la entonces URSS.

Por su parte, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, declaró el 5 de diciembre que si, después de retirarse del tratado INF, EE.UU. se arma con misiles de alcance medio y corto, Rusia hará lo mismo. Además, el mandatario ruso ha advertido que algunos países ya están produciendo este tipo de armas.

“El conflicto nuclear estará mucho más cerca, si EEUU sale del tratado INF”

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

− 2 = 5