El presidente francés, Emmanuel Macron, instó a una discusión “sin tabúes” al abrir un debate nacional para intentar desactivar las protestas de los “chalecos amarillos”.

El presidente francés, Emmanuel Macron, instó a una discusión “sin tabúes” al abrir un debate nacional para intentar desactivar las protestas de los “chalecos amarillos”.

Este debate está “abierto a todos los temas (…) no debe haber tabúes”, declaró Macron, según CDN, durante un encuentro con unos 600 alcaldes y representantes locales en Grand Bourgtheroulde, un pequeño pueblo de Normandía (noroeste).

Con este diálogo nacional el mandatario centrista intenta apagar las manifestaciones de los “chalecos amarillos”, un colectivo de franceses que protestan en todo el país desde mediados de noviembre en contra de la política social y fiscal del gobierno, que consideran favorece a los ricos.

“Chalecos amarillos” llaman a franceses a retirar dinero de bancos

“Pienso que podemos convertir este momento que atraviesa Francia en una oportunidad”, estimó el presidente de 41 años. “Debemos pedir constantemente a la gente su opinión. No creo que sea tiempo perdido, ni tiempo para detener las reformas porque la gente quiere cambios”.

Compartir: