El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dio marcha atrás y ofreció concesiones a cambio de la luz verde de los demócratas a su muro.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dio marcha atrás y ofreció concesiones a cambio de la luz verde de los demócratas a su muro.

Según CNN, Trump ofreció protección temporal a cerca de un millón de inmigrantes que podrían ser expulsados de Estados Unidos, a cambio de que el Congreso financie el muro que quiere construir en la frontera con México.

Trump prometió prolongar tres años un permiso de residencia temporal creado por su antecesor, Barack Obama, y anulado por el propio magnate. Se trata de una buena noticia para los cerca de 700.000 “dreamers” (que significa soñadores en español), quienes entraron ilegalmente de niños a Estados Unidos con sus padres.

Horas antes de que hablara Trump, la demócrata Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, rechazó la oferta tachándola de inaceptable”. A su juicio, la iniciativa no “representaba un esfuerzo de buena fe para restaurar la certeza”.

Trump está bajo una creciente presión por el cierre parcial del gobierno, que ya ha durado más de un mes convirtiéndose en el más prolongado de la historia del país

Las encuestas revelan que los estadounidenses culpan más a Trump y a los republicanos que a los demócratas por la situación.

¿Cómo cierre del gobierno en EEUU benefició al gobierno sirio?

El cierre, el tercero de Gobierno de la era Trump, afecta a 800.000 funcionarios federales y diez departamentos del Ejecutivo.

El magnate exige 5.000 millones de dólares para financiar el muro, tras más de dos años que no ha podido mostrar un solo nuevo metro de valla fronteriza construida, una de sus promesas principales en la campaña electoral. Mientras, los demócratas no aceptan destinar más de 1.300 para la seguridad fronteriza.

Compartir: