La presentadora de la cadena de noticias en inglés Press TV Marzie Hashemi sigue detenida en Estados Unidos desde hace 8 días sin que la Justicia del país norteamericano presente cargos contra ella.

La presentadora de la cadena de noticias en inglés Press TV Marzie Hashemi sigue detenida en Estados Unidos desde hace 8 días sin que la Justicia del país norteamericano presente cargos contra ella.

Estados Unidos dice que Hashemi fue arrestada como “testigo material”, sin embargo no ha ofrecido más explicaciones sobre su situación, según The Washington Post.

Hashemi volverá a comparecer ante un tribunal el 23 de enero, por tercera vez, sin embargo, no hay garantías que tras la audiencia sea puesta en libertad.

Irán considera que la detención de la periodista de 59 años, que ha comparecido hasta el momento, en dos ocasiones ante un tribunal de EE.UU., está destinada a presionar a los medios críticos con las políticas de Washington, tales como PressTV.

Un informe de 2005 de las ONG Human Rights Watch y la Unión Americana de Libertades Civiles denunció el uso “excesivo” de órdenes de detención de personas como “testigo material” en Estados Unidos. El informe consideró también que en muchas ocasiones los arrestos son “ilegales” porque los detenidos nunca son interrogados por un gran jurado o se les niega el acceso a abogados durante largos períodos de tiempo.

 

ONU recalca papel “constructivo” de Irán en la región

Hashemi, que ha vivido varios años en Irán y se ha convertido al Islam, viajó a EE.UU. para visitar a su hermano, que padece cáncer, y a otros familiares, que no pudieron ponerse en contacto con ella hasta 48 horas después de su arresto, según sus hijos.

Compartir: