Las autoridades de Israel son las responsables del aumento de la violencia y del terrorismo ejercido por los colonos, según la Organización para la Liberación de Palestina.

Las autoridades de Israel son las responsables del aumento de la violencia y del terrorismo ejercido por los colonos, según la Organización para la Liberación de Palestina.

Según ha informado este domingo la agencia palestina de noticias WAFA, Hanan Ashrawi, miembro del Comité Ejecutivo de la OLP, ha señalado a las autoridades israelíes como las responsables del aumento de la violencia y del terrorismo ejercido por los colonos.

La funcionaria palestina ha condenado la represión ejercida contra la población palestina por Israel y ha recordado que las autoridades israelíes incitan activamente a la violencia y a aterrorizar a los palestinos, además de hacer todo lo que está en su mano para promover una cultura de odio hacia los palestinos.

“El clima político en Israel niega los derechos de los palestinos y los rechaza. Como resultado, la escalada de los ataques de terror, por parte de grupos armados de colonos israelíes, contra los civiles palestinos, es un producto natural de la cultura de odio y la atmósfera de violencia que promueve Israel”, ha afirmado.

Del mismo modo, ha condenado, en duros términos, la muerte de Hamdi Taleb Nasan, un hombre palestino, padre de cuatro menores, que fue asesinado durante un ataque de los grupos armados de colonos contra la localidad cisjordana de Al-Muqayer, al noreste de Ramalá.

‘Israel hará todo lo posible para anexar toda Cisjordania’: ministro israelí

Asimismo, ha arremetido contra todos los países que apoyan al “colonial” Israel y también contra quienes tratan de impedir que este gobierno rinda cuentas ante la justicia internacional por sus crímenes contra los palestinos.

Varios estudios muestran que la violencia ejercida por los colonos contra los palestinos se intensificó después de que el parlamento de Israel aprobara, en julio de 2018, la “ley del estado-nación”, que considera “estado judío” los territorios palestinos ocupados, declara la ciudad ocupada palestina de Jerusalén (Al-Quds) como la capital de Tel Aviv, y respalda la construcción y ampliación de los asentamientos ilegales habitados por los judíos, entre otros temas.

Compartir: