En otro acto destinado a aumentar las presiones contra el Gobierno de Nicolás Maduro, Washington impuso nuevas sanciones a la petrolera estatal venezolana, PDVSA, y congeló todos sus fondos en Estados Unidos.

En otro acto destinado a aumentar las presiones contra el Gobierno de Nicolás Maduro, Washington impuso nuevas sanciones a la petrolera estatal venezolana, PDVSA, y congeló todos sus fondos en Estados Unidos.

“Continuaremos usando todas nuestras herramientas diplomáticas y económicas para apoyar al presidente interino Guaidó, a la Asamblea Nacional y los esfuerzos de los venezolanos para restaurar su democracia. PDVSA ha sido durante mucho tiempo un vehículo para la malversación y la corrupción de los funcionarios y empresarios venezolanos”, afirmó el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, según Bloomberg.

Mnuchin habló en una rueda de prensa conjunta con el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, quien amenazó, a su vez, que para su país todas las opciones están sobre la mesa y llamó a los militares venezolanos a aceptar de manera “pacífica” la salida del poder de Maduro.

Rusia desmiente enviar mercenarios a Venezuela

En paralelo, el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, anunció que su gobierno estaba asumiendo el control de los activos de Venezuela.

El pasado miércoles, Guaidó se autoproclamó “presidente encargado” del país para forzar la salida del poder de Maduro y en menos de una hora recibió la luz verde de Estados Unidos.

Los hechos desataron el rechazo de países como Rusia, Irán, Cuba, Nicaragua, Bolivia, México y Turquía, a las políticas injerencistas de Washington. Por su parte, Maduro denuncia los intentos “golpistas” de Estados Unidos para sacarlo del poder.

Compartir: