La Unión Europea hace sonar las alarmas ante el posible fin del INF y dice que ese paso convertiría al viejo continente en un campo de batalla entre superpotencias.

“No queremos vernos nunca más como campo de batalla o como lugar en el que superpotencias se enfrentan, esto ha quedado muy atrás en la historia. El acuerdo INF y la Unión Europea (UE) han contribuido a superar esto para siempre”, ha indicado la jefa de la Diplomacia europea, Federica Mogherini, tras una reunión mantenida este viernes con los cancilleres europeos en Bucarest (la capital rumana), informó la República.

Este mismo viernes, el Gobierno estadounidense ha anunciado que suspenderá a partir del sábado el cumplimiento de las obligaciones estipuladas en el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés) y comenzará el proceso de retirada en seis meses.

Llamando a EE.UU. y Rusia a mantenerse dentro del INF, Mogherini ha resaltado la importancia de tal acuerdo, en particular para Europa, una de las regiones que más se ha beneficiado del mismo.

“Lo valoramos mucho (el acuerdo), y esperamos e instamos a que este tratado se mantenga con pleno cumplimiento de ambas partes (…) El acuerdo es plenamente coherente con los intereses de seguridad que Europa tiene”, ha agregado.

El INF fue suscrito en 1987 entre la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y Estados Unidos para prohibir los misiles balísticos y de crucero con alcance de entre 500 y 5500 kilómetros.

Rusia sigue los pasos de EEUU y también anuncia la suspensión del tratado INF

Rusia ha arremetido en reiteradas ocasiones contra Washington por “ignorar” todas las propuestas “constructivas” de Moscú para salvar el INF, alertando, a su vez, de “un conflicto global”, si el pacto con EE.UU. es anulado.

EE.UU. se retiró en 2002 del Tratado de Misiles Antibalísticos (ABM, por sus siglas en inglés) y tampoco pretende debatir la prórroga del Tratado de Reducción de las Armas Estratégicas (START III, por sus siglas en inglés), temas que han suscitado gran preocupación en Rusia y otros países del mundo.

Distintos analistas advierten de que una eventual salida de Estados Unidos del INF llevará a una nueva carrera armamentística, y consideran que el objetivo de Washington es acumular fuerzas militares en el continente europeo.

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − 17 =