El presidente de España, Pedro Sánchez, ha hecho oficial en una comparecencia pública en La Moncloa el reconocimiento de Juan Guaidó como presidente de Venezuela.

El presidente de España, Pedro Sánchez, ha hecho oficial en una comparecencia pública en La Moncloa el reconocimiento de Juan Guaidó como “presidente encargado” de Venezuela.

Pedro Sánchez ha hecho oficial en una comparecencia pública en La Moncloa el reconocimiento de Juan Guaidó como “presidente encargado” de Venezuela con el horizonte de convocar elecciones “libres, democráticas con garantías, y sin exclusiones en el menor plazo de tiempo posible”. Unas elecciones “en las que los venezolanos decidan con su voz y con su voto, su futuro. Sin miedos, sin presiones y sin amenazas”, ha destacado, según la agencia de noticias El Mundo.

La declaración del presidente se produce ocho días después de que España, junto a otros socios europeos instara al Gobierno de Nicolás Maduro a la celebración de estos comicios. “Después de que no haya dado paso alguna en esta dirección, el Gobierno de España anuncia que reconoce oficialmente al presidente de la Asamblea, al señor Juan Guiadó como presidente de Venezuela”. “Su legitimidad democrática emana de su condición de presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, órgano legislativo surgido tras las últimas elecciones libres y democráticas reconocidas por el conjunto de la comunidad internacional como tales”, ha apuntado.

Sánchez ha defendido que España apuesta por el multilateralismo como herramienta para la resolución “pacífica” de los conflictos. “Hoy quiero reiterarlo de forma expresa”, ha dicho frente a quienes apuestan por intervenciones militares. El presidente ha recordado que el Gobierno ha trabajado junto a la mayoría de los países europeos para reconocer a Juan Guaidó “por consenso”, a iniciativa de España, y ha mantenido una “comunicación diplomática constante” con todos los países iberoamericanos con el objetivo de actuar “en defensa de los intereses del pueblo de Venezuela”.

A partir de ahora, ha señalado el jefe del Ejecutivo “seguiremos dedicando todo nuestro esfuerzo a la tarea de ayudar a alcanzar la libertad, la prosperidad y la concordia al pueblo venezolano”. Sánchez ha avanzado que en las próximas horas contactará con las principales instituciones europeas y con Gobiernos europeos e iberoamericanos que quieren sumar esfuerzos a la causa de Venezuela “para desarrollar nuestra posición”. “No vamos a dar un paso atrás en este empeño, España va a estar a la altura de lo que se espera de ella en este momento”.

El presidente no ha desvelado qué pasos concretos se van a dar para que Guaidó pueda convocar elecciones en un momento de extrema división interna en el país y con Maduro atornillado a su silla presidencial. Pero sí ha dicho que “impulsará y apoyará” el Grupo Internacional de contacto creado en la Unión Europea a instancias de España para “acompañar a Venezuela en este proceso”. También el presidente ha anunciado que España “está dispuesta a trabajar y a colaborar activamente con otros países y otros actores internacionales, singularmente el llamado Grupo de Lima”. “A la comunidad internacional nos corresponde ayudar a que esos comicios se celebren, respetar los resultados y verificar que se desarrollan con todas las garantías”.

Mientras España tiene intención de promover en el seno de la UE y en el marco de Naciones Unidas un plan de ayuda humanitaria “para paliar urgentemente la grave situación que se vive en Venezuela”. “Quien sufre las consecuencias del Gobierno de Maduro es el propio pueblo venezolano”. Sánchez ha destacado la numerosa colonia española y las empresas que residen en este país y ha indicado que para el Ejecutivo español “es una prioridad”.

El Gobierno, ha insistido, trabajará para que la “democracia plena” retorne a Venezuela y eso significa “primacía de los derechos humanos, pluralismo político, que no haya presos políticos y unas elecciones libres, transparentes y con todas las garantías”. Un camino que, en referencia a la Transición, “España conoce por propia experiencia”. “Venezuela es un país hermano y querido y puede contar con España en esta hora crucial”.

El propio Guaidó ha querido agradecer a través de sus redes sociales el posicionamiento del Gobierno de Sánchez “por su reconocimiento y su apoyo a nuestra ruta de lucha por la democracia”. Además ha añadido que “Venezuela entera agradece este gesto”.

El Ejecutivo pensaba reconocer a Guaidó hoy, tal y como se había comprometido el propio presidente en una primera declaración institucional, exactamente hace ocho días. Moncloa estaba dándole vueltas en los últimos días de qué modo hacerla efectiva. Aunque para el Gobierno no había ni una sola duda de que acabado el ultimátum el reconocimiento de Guaidó como presidente era oficial, han optado por visualizarlo de la manera más clara posible, con un nuevo pronunciamiento oficial de Sánchez.

A partir de ahora el Ejecutivo tiene el reto de, a través del Grupo Internacional de Contacto, donde están representados países europeos e iberoamericanos, realizar acciones o impulsar propuestas que puedan ayudar a Guaidó a convocar unas elecciones. El Gobierno lleva estudiándolo varios días. Además, pretende mantener la interlocución abierta con México y Uruguay que han planteado la celebración de una conferencia internacional el próximo 7 de febrero. Fuentes del Gobierno indicaban esta semana que aunque este “no es nuestro enfoque” -el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, es partidario de un diálogo entre las partes, entre Maduro y la oposición- y no “nos parece una reunión interesante, tampoco tenemos nada en contra”.

España opina que la postura de estos dos países es demasiado “equidistante” y que el tiempo del diálogo interno ya ha pasado. Pero ellos, explican, como nosotros quieren lo mejor para el pueblo venezolano y “eso es elecciones”. Hablaremos, resumen fuentes de presidencia, con todo aquel que persiga este mismo objetivo. La idea del Gobierno es que México y Uruguay “confluyan” finalmente con el Grupo Internacional de Contacto.

En los últimos días las mismas fuentes apuntaban que “por el momento” España no tiene intención de sumarse a la posibilidad de “sanciones económicas” contra Venezuela.

Maduro responde

Por su parte, Maduro ha contestado a Pedro Sánchez, y ha tachado su decisión de reconocer a Guaidó de “nefasta”. “El Gobierno cobarde de España ha tomado una decisión nefasta en la historia de las relaciones entre España y Venezuela”, ha dicho Maduro en un acto televisado con militares en el estado de Aragua (norte) al referirse al tema.

“Yo le digo al señor Pedro Sánchez: Dios no lo quiera, pero si algún día se concretara el golpe de Estado, si algún día se concretara una intervención militar gringa, sus manos, señor Pedro Sánchez, quedaran llenas de sangre (…), quedará manchado en sangre para siempre”, ha añadido.

Maduro cargó este domingo con dureza contra este ultimátum de Europa, que ha desembocado en reconocer la legitimidad del presidente de la Asamblea Nacional, en su intervención en el programa Salvados. “No aceptamos ultimátum de nadie. La política internacional no puede basarse en los ultimátum. ¿Por qué la UE le tiene que dar órdenes a un país?”

Además el dirigente se mostró especialmente beligerante con Sánchez, al que acusó de “farsante” porque “no ha sido electo por nadie”. “Pedro Sánchez debería ser el que convoque elecciones para que el pueblo español elija quién es su presidente. Es un presidente no electo. Es lo que pienso de manera automática y creo que lo piensa todo el pueblo español. Y creo que le va a ir muy mal en las elecciones que convoque”, continuó el líder bolivariano.

Maduro a Sánchez: “Ojalá no te manches las manos de sangre junto a Trump”

Compartir: