Taxistas de Madrid decidieron abandonar huelga indefinida sin lograr objetivo de forzar al Gobierno a limitar la actividad de empresas como Uber y Cabify.

Los taxistas de Madrid decidieron abandonar la huelga indefinida sin lograr el objetivo de forzar al Gobierno autonómico a limitar la actividad de empresas como Uber y Cabify.

Según Expansión, de los 7.483 taxistas que participaron en la votación, el 53,9% votaron a favor de interrumpir la huelga, mientras que el 44,9% respaldó proseguir con los paros.

En una votación que se prolongó desde las 10 de la mañana hasta las 6 de la tarde, los taxistas madrileños decidieron ayer poner fin a la huelga indefinida que mantenían desde hace 16 días.

La decisión de los taxistas se produjo tras varias negociaciones infructuosas con la Comunidad de Madrid y sin ver cumplida ninguna de sus reivindicaciones.

El último encuentro se celebró el lunes, cuando el gobierno regional presidido por Ángel Garrido reiteró al sector que no efectuará una regulación exprés de los VTC ni afrontará cambios normativos que no tengan el consenso entre ambos sectores y el resto de agentes implicados.

La consejera de Transportes de la Comunidad de Madrid, Rosalía Gonzalo, transmitió a este colectivo profesional que un planteamiento como el de Cataluña (con precontratación temporal) supondría “despidos” y vulneraría la libertad de elección de los madrileños a la hora de decidir sobre la modalidad de transporte terrestre.

Policía de España fuerza el desbloqueo de taxistas huelguistas

El Ejecutivo regional, sin embargo, sí se comprometió a aprobar en breve, en un Consejo de Gobierno, un cambio en el reglamento del taxi para que pueda tener tarifas a ‘precio cerrado’ junto a la modalidad de trayecto compartido.

El presidente de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, Julio Sanz, explicó que tras la reunión en la Consejería de Transportes el sector se sintió “insultado” “despreciado” de la forma “más ruin y rastrera” por la negativa de la Comunidad a regular ahora a la VTC y “desdecirse” de lo comprometido al inicio del conflicto, donde sí se mostraba partidaria de ello.

“Esto no ha hecho más que empezar: primavera caliente hasta las elecciones”, advirtió Sanz, quien avanzó que el sector continuará convocando “manifestaciones, concentraciones y medidas de presión” por “dignidad” y por “orgullo”.

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

44 − 35 =