El Papa Francisco admitió los abusos a algunas monjas por parte de curas y obispos y dijo que se trata de algo “histórico”.

El Papa Francisco admitió los abusos a algunas monjas por parte de curas y obispos y dijo que se trata de algo “histórico”.

“Yo no puedo decir ‘en mi casa no ocurre’. Es verdad. ¿Tenemos que hacer aún más? Sí. ¿Tenemos la voluntad? Sí. Pero es un camino que viene recorriéndose desde hace tiempo”, dijo el Papa durante la rueda de prensa en su viaje de regreso de Emiratos Árabes Unidos, según El País.

“Hemos suspendido a varios clérigos que han sido despedidos por esta causa (…) No sé si el proceso (canónico) ha terminado, pero también hemos disuelto algunas congregaciones religiosas femeninas que han estado muy vinculadas a esta corrupción”, señaló Francisco, sin mencionar nombres ni países.

La confesión del pontífice llega después de que la revista femenina que publica L’Osservatore Romano, periódico del Vaticano que Francisco lee cada mañana, dedicara su número de febrero a los abusos sexuales sufridos por religiosas. Su directora, Lucetta Scaraffia, pidió a la Iglesia que no ignore esta situación de opresión de la mujer.

El pasado mes de noviembre, la Unión Internacional de Superioras Generales (UISG), una organización internacional de monjas católicas, denunció una “cultura de silencio y secretismo” que les impide expresarse. El encubrimiento que hace la Iglesia de los abusos de menores cometidos por sacerdotes ha sido criticado por numerosos sectores de la comunidad internacional.

Papa sigue la crisis de Yemen con ‘gran preocupación’

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, se lamentó en octubre de que la Iglesia católica ocultara y en ciertos casos relativizara “los abusos contra niños”, lo que, en su opinión, hizo que la crisis fuera mucho más grave.

Un reciente informe sobre abusos sexuales calcula que unos 100 000 menores han sufrido abusos a manos de miembros de la Iglesia en EE.UU., Canadá, Australia, Irlanda, Holanda, Chile, Argentina, Alemania y España, entre otros países. Con anterioridad, el papa había confesado el fracaso de la Iglesia ante los “crímenes repugnantes de los abusos contra menores”.

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

+ 74 = 83