los cazas de la coalición liderada por Arabia Saudí y sus aliados han intensificado sus ofensivas aéreas recientemente, el pasado 20 de enero de esta gestión, dejando un saldo de al menos 2 civiles muertos y varios heridos

Pese a que la propia ONU, advirtió sobre la catástrofe humanitaria que está atravesando Yemen, país que encabeza la lista desastrosa de 4 países africanos donde más de 20 millones de personas se enfrentan a la inanición y al hambre, los cazas de la coalición liderada por Arabia Saudí y sus aliados han intensificado sus ofensivas aéreas recientemente, el pasado 20 de enero de esta gestión, dejando un saldo de al menos 2 civiles muertos y varios heridos, sumándose así a los más de 60.000 Yemeníes muertos que ha dejado la invasión Saudí y sus aliados entre ellos Estados Unidos e Israel, desde 2015.

El reciente informe de Datos sobre Localización y Acontecimientos de Conflictos Armados (ACLED), señala que la agresión iniciada en marzo de 2015 por Arabia Saudí y sus aliados entre ellos Estados Unidos e Israel contra el país más pobre del mundo ha dejado 60.223 muertos en estos últimos 3 años, cifra de muertos alarmante que ha sido causada por 3.071 ataques violentos registrados específicamente entre enero de 2.016 y noviembre de 2018.

“De acuerdo con el informe, solo en los 11 meses transcurridos desde el inicio de 2018 han perdido la vida unos 28 182 yemeníes, lo que representa un aumento del 68 % en comparación con 2017. El mes más violento de la guerra saudí en Yemen fue por otra parte con 3058 muertes registradas, conforme al informe de Acled, el mes pasado (noviembre de 2018), el último del que pueden darse cifras completas”.

Hay que recalcar también que entre los civiles que no tienen absolutamente nada que ver con este total genocidio contra la República de Yemen se encuentran los más débiles, los más inofensivos, víctimas mortales de esta invasión del régimen saudí y aliados, que de acuerdo a Save the Children aproximadamente 85,000 niños yemeníes menores de 5 años pueden haber muerto de hambre y enfermedad desde el estallido de la guerra civil del país en 2015.

Save the Children basó sus cifras en las tasas de mortalidad por casos no tratados de malnutrición aguda grave, o SAM, en niños pequeños. Por cada niño muerto por bombas y balas, docenas se mueren de hambre y es completamente prevenible. Los niños que mueren de esta manera sufren enormemente a medida que las funciones de sus órganos vitales disminuyen la velocidad y finalmente se detienen”.

Como estamos comprobando, esta agresión hacia Yemen, ha dado lugar a la peor crisis humanitaria del mundo; pues tres cuartas partes de su población requieren asistencia para salvar vidas y más de 8 millones corren el riesgo de morir de hambre, y además de ello, se cree que decenas de miles de personas civiles murieron y están muriendo por los ataques perpetrados, que no están registrados en ningún informe al respecto.

Por otro lado, el reciente informe Mundial de Human Rigths Watch, señala que la invasión de la coalición de Arabia Saudí y aliados hacia Yemen, además de haber llevado al país a la peor catástrofe humanitaria, ha cometido numerosas violaciones de las leyes del Derecho Internacional con sus crímenes de guerra que hasta ahora no son juzgados.

“Lo Estados Unidos, el Reino Unido, Francia y otros proveedores de armas han arriesgado la complicidad de los abusos a través de la venta de armas a Arabia Saudí, y que, sin un cambio dramático a la situación, más de la mitad de la población de Yemen estará en riesgo de morir de hambre”.

“En lugar de arriesgarse a la complicidad en el próximo ataque aéreo a una boda o a un autobús lleno de niños, los Estados Unidos, España, el Reino Unido y Francia, deberían decirlo a Arabia Saudí que la venta de armas no continuará hasta que los crímenes de guerra se detengan”.

Y al respecto debemos también manifestar que estas medidas violentas, esta masacre, este asesinato inhumano contra el pueblo inocente de Yemen, en particular contra los niños, se consideran crímenes de guerra, genocidio; en este caso sobre la población más inocente como lo dijimos, los niños, y es justamente lo que está haciendo Arabia Saudí y sus aliados; al comprar armas de países occidentales como: España, Estados Unidos o Reino Unido como ya lo ha señalado Human Rigths Watch.

Y no sólo eso, pues los ataques aéreos de la coalición árabe han causado la mayoría de las muertes civiles contabilizadas en tres años de guerra como consecuencia directa de los bombardeos contra áreas residenciales, mercados, funerales, bodas, escuelas, prisiones, barcos civiles e incluso centros médicos, y en ese sentido, Amnistía Internacional ha documentado más de 36 bombardeos que “podrían constituir” violaciones y crímenes en virtud del derecho internacional.

Y además recalcar una vez más que esta invasión inhumana por parte de Arabia Saudí y sus aliados hacia el país más pobre del mundo como lo manifestamos, está llevando a la muerte a toda una generación de niños, y sino para, a más generaciones que están enfrentando múltiples amenazas, cuyos enemigos ya no sólo son las bombas; sino también el hambre y las enfermedades prevenibles como es el cólera.

Pero no basta con leer informes, ver noticias, escucharlas o contemplar las imágenes escalofriantes de bebés y niños con extrema desnutrición, o ver los muertes galopantes para ser partícipes de la terrible situación que está atravesando la República de Yemen; sino también se debe denunciar la complicidad que están teniendo organizaciones como la ONU; pues no puede parar los ataques de Arabia Saudí y sus aliados y así parar la terrible hambruna a la que han llevado, ya que estamos comprobando que esta institución la cual fue creada después de la segunda guerra mundial, ha reconocido su incapacidad de combatir el hambre de ese país, con esto constatamos que esta organización no fue creada para salvaguardar y proteger los intereses de la humanidad; sino que fue creada por los todos poderosos, los amos y señores, las élites que continúan saqueando tierras, devastándolas, empobreciéndolas, asesinando tanta gente inocente, como los niños, víctimas inocentes de su carroña, que los ha llevado a la peor crisis mundial de inanición.

Con todo lo anteriormente mencionado estamos siendo testigos del exterminio, la aniquilación de la población civil por parte de Arabia Saudí y sus aliados, a Yemen, esta República, muere ante los ojos del mundo!, y en la medida que no intervengamos en defensa del pueblo yemení, seremos cómplices silenciosos de este exterminio; ya que  además estaremos facilitando el ascenso y el fortalecimiento de una política general que irá destrozando otros pueblos como lo está haciendo en Venezuela, Brasil, Argentina; pues los poderosos siempre han controlado el mundo.

Por Sdenka Saavedra Alfaro, Escritora, Periodista, Profesora e Investigadora Boliviana, miembro de la Asociación de Investigadores en Comunicación y Educación para el Desarrollo (AICED) La Paz-Bolivia.

Yemen, el genocidio del siglo XXI ante los ojos del mundo y el silencio de la impunidad

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

− 1 = 1