Una compañía de transporte aéreo con sede en Carolina del Norte (este de EE.UU.) detuvo los vuelos a Venezuela luego de un informe de McClatchy que lo relaciona con un posible contrabando de armas.

 Una compañía de transporte aéreo con sede en Carolina del Norte (este de EE.UU.) detuvo los vuelos a Venezuela luego de un informe de McClatchy que lo relaciona con un posible contrabando de armas.

La semana pasada, las autoridades venezolanas afirmaron que habían descubierto 19 armas de asalto, 118 cartuchos de municiones y 90 antenas de radio de grado militar a bordo de un avión de propiedad estadounidense que había volado desde Miami a Valencia, la tercera ciudad más grande de Venezuela, según la agencia de noticias Democracy Now.

El Boeing 767 es propiedad de una compañía llamada 21 Air con sede en Greensboro, Carolina del Norte. El avión había realizado casi 40 vuelos de ida y vuelta entre Miami y lugares en Venezuela y Colombia desde el 11 de enero, un día después de que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, prestara juramento para un segundo mandato.

Los vuelos terminaron después de que McClatchy los reportara por primera vez. Venezuela acusó al Gobierno de los Estados Unidos de enviar las armas como parte de su intento de derrocar al Gobierno de Maduro.

Congreso de EEUU no apoyará la intervención militar en Venezuela

Compartir: