Una empresa de ciberseguridad informa que los piratas informáticos chinos han robado datos técnicos pertenecientes al sistema antimisiles de Israel, denominado la Cúpula de Hierro.

Una empresa de ciberseguridad informa que los piratas informáticos chinos han robado datos técnicos pertenecientes al sistema antimisiles de Israel, denominado la Cúpula de Hierro.

De acuerdo con el experto en ciberseguridad estadounidense Brian Krebs, Cyber Engineering Services (CyberESI), con sede en Maryland, EE.UU., detectó actos de espionaje y robos cibernéticos entre el 10 de octubre de 2011 y el 13 de agosto de 2012.

Se cree que los hackers operan desde China, pirateados en las redes corporativas de las tres principales compañías de tecnología de defensa israelíes, es decir Elisra Group, Israel Aerospace Industries y Rafael Advanced Defence Systems”, Krebs escribió según National Interest.

“Al acceder a la infraestructura de comunicaciones secretas establecida por los piratas informáticos, CyberESI determinó que los atacantes extrajeron grandes cantidades de datos de las tres compañías”, agregó el ingeniero de ciberseguridad.

Pentágono: Espacio será campo de guerra de EEUU con Rusia y China

La mayor parte de la información, apostilló el experto, pirateada se refiere a temas sobre misiles Arrow III, vehículos aéreos no tripulados (drones), cohetes balísticos y otros documentos técnicos.

CyberESI acusa a un grupo de hackers, llamado el Comment Crew (equipo de comentarios), patrocinado por el Ejército chino, de perpetrar el ataque informático.

No es la primera vez que la banda china ha acaparado la atención por semejantes actos de espionaje. En mayo pasado el Departamento de Justicia de Estados Unidos culpó a cuatro presuntos miembros del mismo grupo por el robo de secretos estadounidenses.

La Cúpula de Hierro de Israel está optimizada para interceptar misiles enemigos antes de que alcancen los territorios ocupados palestinos. Destruir los bombarderos furtivos de Estados Unidos o sus misiles de crucero parece ser una de los motivos de China para necesitar datos sobre el sistema antiaéreo israelí.

Compartir: