HAMAS advierte que las recientes profanaciones israelíes a la Mezquita Al-Aqsa, en Al-Quds (Jerusalén), serán chispas de una nueva Intifada (levantamiento) contra Israel.

HAMAS advierte que las recientes profanaciones israelíes a la Mezquita Al-Aqsa, en Jerusalén (Al-Quds), serán chispas de una nueva Intifada (levantamiento) contra Israel.

“Los constantes ataques contra los palestinos en Al-Aqsa y el cierre de algunas de sus partes serán la causa de un gran levantamiento contra el régimen ocupador. La historia muestra que las profanaciones contra Al-Aqsa siempre han causado las Intifadas”, se lee en el comunicado difundido el lunes por el Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (Hamad).

El domingo por la noche las autoridades israelíes colocaron cerraduras en las entradas que llegan a la puerta Bab Al-Rahma (la Puerta Dorada), impidiendo que los palestinos puedan acceder a la Mezquita Al-Aqsa para rezar.

También Hamas aseguró que la continuación de las profanaciones contra dicho sitio sagrado y los ataques contra los palestinos es evidencia de que Israel quiere seguir adelante con sus planes para judaizar la Mezquita Al-Aqsa.

Además, recordó este grupo de resistencia, que dicha mezquita es la línea roja de los musulmanes y aseguró que el pueblo de Palestina nunca permitirá que los israelíes cambien el carácter islámico de la Mezquita Al-Aqsa.

Hackers chinos alcanzan secretos vitales de la Cúpula de Hierro de Israel

Por último, les exigió a los países musulmanes y árabes aumentar sus apoyos a la causa Palestina y hacer frente a los esfuerzos de Israel para judaizar Al-Aqsa y, en general, la ciudad Jerusalén.

Los esfuerzos de Tel Aviv para destruir y judaizar la Explanada de las Mezquitas han desatado la ira de los musulmanes de todo el mundo. Las tensiones que rodean este sitio religioso desempeñaron un papel importante en la primera, segunda y tercera Intifada de Palestina.

Compartir: