Al Parecer la horrorosa sombra del grupo terrorista de ISIS (Daesh, en árabe) no quiere dejar a la población residente en Mosul y sigue creando problemas para el pueblo, al transcurrir dos años desde que la ciudad iraquí fue totalmente liberada de terroristas takfiríes.

Al Parecer la horrorosa sombra del grupo terrorista de ISIS (Daesh, en árabe) no quiere dejar a la población residente en Mosul y sigue creando problemas para el pueblo, al transcurrir dos años desde que la ciudad iraquí fue totalmente liberada de terroristas takfiríes.

Según una nueva entrevista del canal Al-Arabiya con Ahmad al-Zaidi, un ciudadano de Mosul, los cadáveres de elementos de la banda terrorista todavía permanecen en los barrios de la ciudad vieja, bajo toneladas de escombros de edificios destruidos, lo que ha resultado en propagación de enfermedades.

“Hay varias razones que causan las epidemias dentro de la ciudad vieja, entre ellas la falta de redes de agua potable en las zonas antiguas de Mosul y la presencia de los cadáveres de terroristas de ISIS bajo las ruinas que ha redundado en aumento en el número de roedores y ratones”, declaró al-Zaidi, agregando que los desechos de los edificios destruidos todavía no han sido retirados en muchos puntos de la urbe iraquí.

Informe: Helicópteros de EEUU transportan el oro sirio robado y escondido por ISIS

El ciudadano iraquí también dijo que las escenas de destrucción y los occisos en descomposición que los habitantes de Mosul ven cada día en las calles se asemejan a las películas de terror, así que los productores de estos tipos de filmes puedan rodar el escenario para luego usar en sus producciones.

Las condiciones insalubres en la ciudad han terminado en propagación de enfermedades como la Sarna y Cólera. Según el diputado iraquí, Sherwan Aldubardani, hasta ahora 410 casos de Sarna han sido reportados en Nínive, en el norte de Irak, y otros 44 en Mosul.

El Director de Defensa Civil en Mosul, Coronel Hisam Khalil, informó a Al Alrabiya que el proceso de la exhumación de cadáveres empezó desde el primer día de la liberación de la ciudad, explicando que resultó ser insoportable en 2017 y 2018 el mal olor, generado por la descomposición de los cuerpos, en la parte oriental de Mosul.

Compartir: