El Ejército estadounidense estima que Washington tiene tan solo una década para prepararse ante “las amenazas” de Rusia y China.

El Ejército estadounidense estima que Washington tiene tan solo una década para prepararse ante “las amenazas” de Rusia y China.

Según el segundo secretario del Ejército de EE.UU., Mark Esper, Rusia alcanzará en 2028 la cima de sus capacidades militares, un lugar al que llegará China dos años después, por lo que a Estados Unidos solo le queda casi una década para prepararse ante “estas amenazas”.

“Estamos mirando a 2028 y más allá, porque pensamos que es el año en que Rusia alcanzará el pico (…) Seguida por los chinos en 2030 (…) Si vamos a luchar y ganar ante los rusos y los chinos en 2030, 2040 y 2050, debemos iniciar ahora mismo la construcción de nueva generación”, ha remarcado el alto mando castrense estadounidense, citado este miércoles por la agencia británica de noticias Reuters.

El Ejército, según el militar estadounidense, “reducirá”, “eliminará” o “pospondrá” unos 200 programas de armas e invertirá los fondos para “investigar las capacidades para hacer frente a los “emergentes Ejércitos” de Rusia y China.

Cuando llega el presupuesto, ha agregado, el Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono), decidirá sobre los programas militares que estarán expuestos a reducir o cortar fondo por completo.

Pentágono: Espacio será campo de guerra de EEUU con Rusia y China

Los fondos ahorrados deben utilizarse sobre nuevas armas de largo alcance y de alta precisión, nuevos vehículos de combate y mejores sistemas de defensa antimisiles, de acuerdo con Esper.

El alto mando militar ha hecho constar en que el Ejército estadounidense necesita “modernizar” los dispositivos militares, los que ha ido utilizando durante los últimos 40 años. “Hemos hecho modernizaciones en los que simplemente no eran necesarios o no eran justificados por los costos”, ha remarcado.

El propio Estados Unidos es consciente de que su influencia está en declive no solo en Europa, sino en otras partes del mundo, por lo que el Gobierno de EE.UU. ha presentado su nueva estrategia para África con el propósito de evitar que Rusia y China obtengan ventajas económicas y políticas en ese continente.

Rusia y China se encuentran entre los países que han avanzado en los últimos años, ocupando el vacío dejado por Washington en diferentes partes del orbe.

Compartir: