La Fiscalía General israelí anunció que imputará al primer ministro israelí por fraude, cohecho y abuso de confianza en tres casos distintos.

La Fiscalía General israelí anunció que imputará al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, por fraude, cohecho y abuso de confianza en tres casos distintos.

La decisión de la Fiscalía se produce un mes y diez días antes de que se celebren las elecciones generales del 9 de abril en Israel, a las que concurre Netanyahu como cabeza del partido Likud, líder de la derecha israelí, informó Sputnik.

Las autoridades israelíes investigan a Netanyahu por tres casos, el 1000, el 2000 y el 4000.

En el primero, se sospecha que el mandatario aceptó obsequios de ricos empresarios en violación de la ley. Se le puede acusar de fraude y abuso de confianza.

El Caso 2000 se centra en las conversaciones entre el primer ministro y Arnon Mozes, editor del diario israelí Yedioth Ahronoth, el más leído de pago en Israel.

Policía israelí interrogará a Netanyahu otra vez por corrupción

Supuestamente, Netanyahu y Mozes habrían hablado de la posibilidad de que el diario ofreciera una cobertura de noticias favorable al jefe del Gobierno de Israel a cambio de políticas gubernamentales que beneficiaran al periódico.

En el caso 4000, Netanyahu es sospechoso de otorgar concesiones regulativas a Shaul Elovitch, accionista de la empresa de telecomunicaciones israelí Bezeq, a cambio de una cobertura favorable del diario digital de noticias de Bezeq, Walla.

Compartir: