El destructor estadounidense USS Donald Cook  entró en el estrecho del Bósforo tras pasar dos semanas en el mar Negro.

El destructor estadounidense USS Donald Cook  entró en el estrecho del Bósforo tras pasar dos semanas en el mar Negro.

La nave estadounidense y la fragata de Rusia Admiral Essen navegaron muy cerca uno de la otra en el estrecho del Bósforo. El encuentro de los dos buques de guerra fue captado en video. La grabación fue publicada por un medio turco y muestra el paso de las naves por debajo de un puente sobre el estrecho, que conecta Europa y Asia, informó RT.

El buque estadounidense entró en el Bósforo y se dirigió al Mediterráneo este viernes después de pasar dos semanas en el mar Negro en lo que la Marina de EE.UU. llamó una operación que tiene por objetivo “garantizar la seguridad en el mar, fortalecer la estabilidad y el compromiso conjunto con los aliados de la OTAN y asociados en la región”.

El USS Donald Cook fue puesto en servicio en 1998, mientras que el buque ruso es mucho más moderno. El Admiral Essen, dotado de ocho misiles de crucero Kalibr, es uno de los más avanzados buques rusos. Fue empleado exitosamente contra objetivos del Estado Islámico durante la operación rusa en Siria en varias ocasiones.

Mantengan la distancia, Rusia advierte a destructores estadounidenses en el Mar Negro

Compartir: