El político sudafricano, Julius Malema, ha provocado tensión con su declaración racista sobre los blancos

El político sudafricano, Julius Malema, ha provocado tensión con su declaración racista sobre los blancos ,diciendo que no quiere la población blanca asesinada, solo quiere que sirvan a los negros.

“No quiero que los negros trabajen para los blancos, quiero que trabajen para ustedes mismos; La gente blanca trabajará para ti. Esa será la verdadera libertad. Debes enseñarles cómo llevar bebés en su espalda. Deben sentir lo que nuestros padres han estado sintiendo”, dijo Malema, quien lidera a los Combatientes por la libertad económica (EFF, por sus siglas en inglés), el tercer partido político más grande del país africano.

“No estamos pidiendo que se asesine a personas blancas, sino a que las personas blancas sean nuestros trabajadores domésticos”, dijo Malema el lunes a una gran multitud frente al Tribunal de Magistrados de Newcastle.

Malema ha sido condenado dos veces por discursos de odio e incitación a la violencia contra blancos. El líder sudafricano estableció la EFF después de haber sido expulsado del Congreso Nacional Africano en 2012.

FOTOS: Un israelí obliga a migrantes africanos a hacerse selifis humillantes

“Nuestro parlamento, aunque parece negro, está controlado por dinero blanco así que no se puede aprobar leyes que sirvan a nuestros intereses.”, dijo Andile Mngxitama, presidente del Partido “Black First Land First”, en un acalorado debate con RT.

Acusando a Malema de crear “tensión entre razas en Sudáfrica para ganar puntos políticos insignificantes”, el analista político Josh Notelovitz condenó las “intenciones negativas hacia el pueblo blanco” del líder de la FEE.

“Construimos una nueva sociedad que cuida a los negros sin oprimir a los blancos. De hecho, ¡los blancos pueden incluso irse si quieren!”, argumentó Mngxitama. Sin embargo, bajo el sistema actual, “no tenemos nada … Ni siquiera podemos hacer leyes que nos permiten tomar el control total de la tierra”.

“La idea de que se vean obligados a ocupar puestos más bajos es ridícula”, afirmó Notelovitz, señalando que el Gobierno “les brinda oportunidades a través del empoderamiento económico a los negros” y la colocación preferida en las universidades. “Este no es un sistema de supremacía blanca; No es un sistema dominado por los blancos”.

Compartir: