La URSS puso en marcha el 4 de marzo de 1959 el misil balístico de alcance medio R-12. Más tarde, los R-12 serían los principales protagonistas de la crisis de los misiles en Cuba, cuando el mundo estaba al borde de una guerra nuclear.

Los R-12 fueron los principales protagonistas de la crisis de los misiles en Cuba, cuando el mundo estaba al borde de una guerra nuclear.

La URSS puso en marcha el 4 de marzo de 1959 el misil balístico de alcance medio R-12.¿Por qué el R-12 era tan temido por Occidente? Al fin y al cabo, no era el primer misil balístico de la URSS. El columnista de la versión rusa de Sputnik Andréi Kots ha dado un repaso a la historia del R-12.

Este misil se basa en el diseño de su antecesor, el R-5M, que entró en servicio en 1955, pero no llegó hasta la fase de fabricación en serie. Según Kots, las prestaciones del R-5M ya no eran lo suficientemente buenas como para organizar su producción.

Entre las mayores desventajas del R-5M estaba la necesidad de rellenar sus tanques de combustible antes de lanzarlo. También se destaca el hecho de que hacían falta varias horas para preparar el misil.

Así que en 1955 se emitió la orden para que el nuevo proyectil balístico R-12 superase estas limitaciones. Ya en 1957 fueron realizados los primeros lanzamientos del R-12. Dos años más tarde, el proyectil entró en servicio de las Fuerzas Armadas de la URSS.

El R-12 tenía unos nuevos tanques de combustible que permitían tenerlos siempre llenos de combustible. Además, también contaba con un sistema de control completamente autónomo. Los proyectiles podían así ser lanzados mucho más rápidamente.

El nuevo cohete tenía un alto nivel de precisión para la época: la desviación máxima era de cinco kilómetros. Esta desviación era insignificante, ya que sus ojivas de 2,3 megatones eran capaces de destruir todas las instalaciones no fortificadas de hasta 100 kilómetros cuadrados de tamaño.

Lo que también lo diferenciaba del R-5M es el hecho de que el nuevo misil podía ser tanto de emplazamiento terrestre como de silos.

Putin: No habrá nada comparable con modernas armas rusas por mucho tiempo

Los R-12 en Cuba

Por desgracia, estos misiles casi llegaron a tener un bautizo de combate en Cuba. En el marco de la operación especial Anadir, los militares soviéticos tenían previsto emplazar en la isla de la Libertad múltiples lanzaderas y misiles balísticos de alcance medio.

El 10 de septiembre de 1962 arribaron a Cuba los primeros misiles y ojivas nucleares. Un mes más tarde, el avión de reconocimiento estadounidense U-2 detectó las áreas de lanzamiento junto a los cohetes.

Con la ayuda de un oficial soviético que espiaba a favor de EE.UU. y el Reino Unido, los estadounidenses pudieron determinar que se trataba de los R-12. Dos días más tarde, se informó al entonces presidente de EE.UU., John F. Kennedy, sobre lo ocurrido.A pesar de haber retirado los misiles de Cuba, casi todos los objetivos militares y políticos de la URSS se lograron: a cambio de ello EE.UU. retiró sus misiles desde Europa y Turquía.

El Gobierno estadounidense declaró públicamente su renuncia a los planes del derrocamiento armado de Fidel Castro en Cuba. De este modo aumentó también la autoridad de la URSS.

A partir de 1976, los misiles R-12 y sus modificaciones empezaron a ser reemplazados por los nuevos sistemas Pioner. En consonancia con el tratado INF, firmado entre la URSS y EE.UU. en 1987, estos misiles debían ser destruidos.

Fueron retirados del servicio en 1989 y poco después fueron eliminados en el marco del tratado.

Compartir: