Sánchez ha dado el visto bueno en el Consejo de Ministros de esta mañana a un decreto ley para luchar “contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo”.

Sánchez ha dado el visto bueno en el Consejo de Ministros de esta mañana a un decreto ley para luchar “contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo”.

Pedro Sánchez ha hecho caso omiso de las críticas de la oposición sobre sus decretos sociales en periodo electoral y ha dado el visto bueno en el Consejo de Ministros de esta mañana a un decreto ley para luchar “contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo” en el que se incluye un subsidio para desempleados mayores de 52 años, según ha explicado la ministra portavoz, Isabel Celaá, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Celaá no ha descartado que el Gobierno dicte nuevos decretos leyes en las reuniones del Consejo de Ministros que se celebrarán desde ahora y hasta el día de las elecciones, el 28 de abril. Después, el Ejecutivo entrará en funciones y verá muy reducidas sus atribuciones. Con la aprobación de estos decretos, Sánchez desafía a la oposición que ve “puro electoralismo” en la aprobación de este tipo de medidas a menos de dos meses de los comicios.

Pablo Casado y Albert Rivera han recurrido la iniciativa de Sánchez ante la Junta Electoral Central al considerar que el Gobierno solo tiene margen para aprobar decretos ley cuando se trate de asuntos de urgente necesidad. También han pedido a los jueces que suspendan las ruedas de prensa de los viernes tras el Consejo de Ministros para que no se dé publicidad a estas medidas sociales aprobadas en la recta final de la legislatura.

El Gobierno presentó ayer alegaciones contra los recursos de PP y Ciudadanos escudándose en que en los 40 años de democracia jamás se ha planteado la posibilidad de que estas ruedas de prensa dejen de celebrarse y argumentando que su prohibición limitaría el derecho de los medios de comunicación a ofrecer información. “Como es habitual en la democracia española, en esta convocatoria el Gobierno da cuenta de lo que ha aprobado”, ha subrayado Celaá al inicio de su comparecencia para insistir en la tesis gubernamental. La Junta Electoral Central resolverá el recurso en su reunión del próximo lunes.

Celaá confía en que esas alegaciones del Gobierno sirvan para que la Junta Electoral Central resuelva a favor del Ejecutivo y le permita seguir ofreciendo las ruedas de prensa de los viernes “según los usos y costumbres democráticos que han operado a lo largo de 40 años”. “Esperamos a que la junta resuelva el lunes y esperemos que sea en defensa del derecho a informar y a ser informados”, ha añadido la ministra portavoz.

Todos los Gobiernos han usado su potestad legislativa durante el tiempo que va desde la convocatoria hasta la celebración de las generales, pero de forma muy reducida. Hay tres tipos de iniciativas: decretos, decretos ley y decretos legislativos. Los decretos son reglamentos que no tienen rango de ley y no necesitan ser convalidados, por lo que es habitual que sean redactados en cualquier momento.

Los decretos legislativos sirven para recopilar leyes que están dispersas y no contienen novedades que afecten al ordenamiento jurídico. Los decretos ley sí tienen rango de ley y, por lo general, se usan para cuestiones de urgencia. Mariano Rajoy solo aprobó uno en 2015 desde que convocó hasta que se celebraron las elecciones del 20 de diciembre y era para dar ayudas a los afectados por un temporal en el Sur y en Canarias.

Tampoco Felipe González, José María Aznar o José Luis Rodríguez Zapatero abusaron de estos decretos ley que, al estar disueltas las Cortes por la convocatoria electoral, tendrán que ser convalidados antes de 30 días por la Diputación Permanente del Congreso.

Fuente: La Vanguardia

Pedro Sánchez firma oficialmente convocatoria electoral para el 28 de abril

Compartir: