Esta semana el presidente de Turquía ha declarado que Ankara no dará marcha atrás en su acuerdo para comprar sistemas antimisiles S-400 Triumf a Rusia y sopesa adquirir unidades del modelo S-500.

Esta semana el presidente de Turquía ha declarado que Ankara no dará marcha atrás en su acuerdo para comprar sistemas antimisiles S-400 Triumf a Rusia y sopesa adquirir unidades del modelo S-500.

EE.UU. ha advertido al Gobierno turco sobre “graves consecuencias” si no abandona sus planes de adquirir sistemas antimisiles S-400 Triumf a Rusia. “Puedo decirles que si Turquía adquiere los S-400s, habrá graves consecuencias en materia de nuestra relación militar con ellos”, ha declarado este viernes el portavoz del Pentágono, Charles Summers.

El funcionario ha aseverado que en el caso de que el acuerdo entre Turquía y Rusia sobre los S-400 se implemente, esto imposibilitará la adquisición por parte de Ankara de cazas F-35 de próxima generación y sistemas Patriot estadounidenses. “Si adquieren los S-400, no obtendrán los F-35 ni los Patriot”, ha afirmado, según RT.

¿Cuáles son las diferencias entre defensa antiaérea S-400 y S-500 ruso?

Este miércoles el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, reiteró que el trato con Rusia para adquirir los S-400 está cerrado, asegurando que su país nunca dará marcha atrás y, de lo contrario, incluso sopesa adquirir unidades del modelo S-500.

Erdogan también señaló que EE.UU., que trató de desbaratar el acuerdo sobre los S-400, no debería tratar de presionar a Turquía mediante medidas comerciales, para las que Ankara tiene preparadas sus propias contramedidas.

Desde que se conociera la intención de Ankara de adquirir los referidos S-400 rusos, son muchos los miembros del Congreso de EE.UU. que han mostrado su preocupación por este acercamiento comercial militar turco-ruso y en detrimento de las relaciones entre Estados Unidos y Turquía, dos países aliados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

La Administración estadounidense ha amenazado en reiteradas ocasiones a Turquía con imponerle sanciones y detener la entrega de cazas F-35 en el marco de la denominada Ley para Contrarrestar a los Adversarios a través de Sanciones (CAATSA, por sus siglas en inglés) por la citada compra de Ankara de los S-400 rusos.

Compartir: