Amnistía Internacional (AI) denunció casos de abuso sexual contra niños en la ciudad yemení de Taiz por parte de las fuerzas respaldadas por Arabia Saudí.

Amnistía Internacional (AI) denunció casos de abuso sexual contra niños en la ciudad yemení de Taiz por parte de las fuerzas respaldadas por Arabia Saudí.

El informe de AI se basa en testimonios de varias familias que han contado a la ONG que sus hijos habían sido agredidos sexualmente en una serie de incidentes registrados en los últimos ocho meses.

“Los desgarradores testimonios de estos jóvenes sobrevivientes y sus familiares ponen de manifiesto cómo el conflicto en curso expone a menores a sufrir explotación sexual en una ciudad asediada por la falta de seguridad y la debilidad de las instituciones. Se ha dejado a estas víctimas y a sus familias desprotegidas y solas frente al terrible suplicio del abuso sexual y sus secuelas”, dijo Heba Morayef, directora regional de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África.

Morayef exigió a las autoridades de Taiz hacer rendir cuentas a los responsables de los crímenes e intentar la repetición de los mismos.

“Las autoridades de Yemen deben investigar exhaustivamente estas denuncias para dejar claro que no se tolerarán estos crímenes y para proteger de represalias a las familias de los menores. Los presuntos autores, entre los que hay miembros de las fuerzas combatientes y dirigentes comunitarios que ocupan cargos de confianza, deben responder ante la justicia en juicios justos. Las violaciones y agresiones sexuales cometidas en el contexto de un conflicto armado son crímenes de guerra. Los superiores que no impiden estos actos abominables son ellos mismos responsables de crímenes de guerra”, añadió.

Legisladores de EEUU votan para poner fin al apoyo a la guerra contra Yemen

Dentro de dos semanas ya se cumplen 4 años de la guerra saudí contra Yemen, que ha dejado hasta ahora más de 16.000 muertos. La campaña militar ha provocado también la peor crisis humanitaria del mundo en Yemen.

Compartir: