Asesor presidencial de EE.UU., John Bolton, dice que su país está discutiendo con Reino Unido y Francia para una presencia militar a largo plazo en Siria.

El asesor presidencial de EE.UU., John Bolton, dice que su país está discutiendo con Reino Unido y Francia para una presencia militar a largo plazo en Siria.

En una entrevista concedida el sábado a la cadena estadounidense ABC News, el consejero de Seguridad Nacional de EE.UU., John Bolton, indicó que tenía la esperanza de que los aliados británicos y franceses de EE.UU. se unan a los esfuerzos de Washington para “prevenir el resurgimiento” del grupo terrorista ISIS (Daesh, en árabe) en Siria.

“Una razón por la que el presidente (de EE.UU. Donald Trump) se ha comprometido a mantener una presencia estadounidense en Irak y una pequeña parte de una fuerza de observación en Siria, es ante la posibilidad de que haya un verdadero resurgimiento de ISIS, y entonces tendríamos la capacidad de lidiar con que si eso surgiera”, añadió Bolton.

Según el alto cargo de Casa Blanca, es muy importante que Washington, París y Londres intenten solucionar la amenaza de ISIS y la banda terrorista Al-Qaeda en Siria y en todo el mundo.

Turquía pide a EEUU entregar o destruir sus bases militares en Siria

En diciembre pasado, Trump anunció la retirada de los 2000 efectivos en Siria, alegando que la misión de derrotar al grupo terrorista ISIS estaba cumplida. No obstante, el pasado febrero, la Casa Blanca anunció que EE.UU. mantendrá en el país árabe a 200 militares.

Bolton reafirmó la evaluación del mandatario estadounidense sobre la derrota de ISIS en Siria, pero advirtió que la amenaza aún persistía porque los miembros del grupo terrorista se han extendido por todo el mundo.

Las autoridades sirias han condenado en reiteradas ocasiones la presencia ilegal de las tropas foráneas en su suelo alertando de que ellos buscan crear un agujero negro con miras a intensificar de nuevo la crisis en el país árabe.

En diciembre, se reveló que Washington emplea la base militar de Al-Tanf, ubicada en el sur de Siria, para entrenar a centenares de miembros del grupo terrorista ISIS, con el fin de crear nuevas facciones que luchen contra el Gobierno sirio.

Compartir: