El diario estadounidense The New York Times probó con un video que el incendio de un camión que trasladaba ayuda humanitaria a Venezuela desde Colombia no fue quemado por las fuerzas gubernamentales, sino por los opositores.

El diario estadounidense The New York Times probó con un video que el incendio de un camión que trasladaba ayuda humanitaria a Venezuela desde Colombia no fue quemado por las fuerzas gubernamentales, sino por los opositores.

The NYT analizó cuadro por cuadro un video dado a conocer por el gobierno de Colombia, mostrando que un partidario del líder opositor Juan Guaidó lanzó dos bombas molotov, una de las cuales impacta a policías venezolanos, mientras que la otra cae sobre la carga de los camiones.

“Grabaciones no publicadas y obtenidas por The New York Times, así como filmaciones que sí se difundieron —incluidas tomas compartidas por el gobierno colombiano, que ha culpado a Maduro del incendio—, permitieron hacer una reconstrucción de lo sucedido. Esta sugiere que un cóctel molotov lanzado por un manifestante en contra del gobierno es el causante más probable del incendio”, explicó la fuente.

“En algún momento, una bomba casera hecha con una botella fue lanzada a las fuerzas de seguridad que bloqueaban un puente que conecta a Colombia y Venezuela para impedir que los camiones con la ayuda pudieran cruzar (…) Pero el trapo usado para que estallara la mezcla del coctel se separó de la botella y, ya encendido, voló hacia el camión. Unos segundos después la grabación muestra a ese camión en llamas. El mismo manifestante es visible en otro video, unos veinte minutos antes de lo sucedido, impactando otro camión con un coctel Molotov, sin que ese vehículo se quemara”, agregó.

Maduro: venezolanos harán morder el polvo de la derrota al imperio

The NYT destacó cómo Estados Unidos responsabilizó de los hechos a Maduro, aún sin tener pruebas.

Los hechos se registraron el pasado 23 de febrero. Guaidó denunció en aquel entonces que él había podido ver, con sus propios ojos, “cómo el régimen usurpador viola el protocolo de Ginebra, donde se dice claramente que destruir la ayuda humanitaria es un crimen de lesa humanidad”.

Compartir: