Pentágono planea reanudar el proceso de fabricación de misiles de crucero lanzados desde el aire, prohibidos desde la Guerra Fría.

Pentágono planea reanudar el proceso de fabricación de misiles de crucero lanzados desde el aire, prohibidos desde la Guerra Fría.

El gobierno de Trump anunció el retiro de Estados Unidos del Tratado de las Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio (INF) de 1987 a principios de febrero, citando las violaciones rusas del acuerdo bilateral de control de armas. Según Business Insider, se espera que el pacto expire en agosto.

Trump, declaró el mes pasado que Estados Unidos “avanzará con el desarrollo de nuestra propia respuesta militar” ante las presuntas violaciones del tratado ruso.

A fines de la década de 1970, los soviéticos desplegaron el sistema de misiles balísticos de alcance intermedio RSD-10 Pioneer en Europa del Este, y Estados Unidos respondió con el despliegue de misiles de alcance medio Pershing II y misiles de crucero de lanzamiento intermedio en Europa occidental.

“El conflicto nuclear estará mucho más cerca, si EEUU sale del tratado INF”

El despliegue del misil de crucero de lanzamiento en tierra BGM-109G (GLCM), una variación del misil de crucero Tomahawk de la Armada, ayudó a llevar a los soviéticos a la mesa de negociaciones, informó Breaking Defense en octubre pasado, y señaló que reactivar este sistema sería relativamente fácil.

El Tratado INF ayudó a calmar las tensiones al prohibir a ambas partes desarrollar y desplegar este tipo de armas, pero con el tratado en su lecho de muerte, el Departamento de Defensa decidió comenzar a fabricar componentes para los sistemas GLCM, dijeron los oficiales del Pentágono a Aviation Week.

Compartir: