A diferencia de otros retos virales, este desafío denominado #trashtag tiene un impacto positivo en el mundo real.

A diferencia de otros retos, este desafío viral denominado #trashtag tiene un impacto positivo en el mundo real. Se trata de “un reto que tiene sentido” y “al que todos nos deberíamos sumar”, aseguran muchos internautas.

Dentro de la tendencia de los retos en las redes sociales, uno especialmente beneficioso ha ganado gran popularidad desde el pasado fin de semana. Se trata del desafío #trashtag, en el que los usuarios comparten las fotografías de un lugar público atestado de basura antes y después de haberlo limpiado.

La iniciativa #trashtag nació en 2015 de manos de UCO, una compañía de iluminación, como parte de una campaña para proteger las áreas silvestres. Sin embargo, en los últimos días volvió a ser popular en Internet tras una imagen difundida inicialmente en Reddit que invita a los “adolescentes aburridos” a publicar una instantánea de áreas que necesiten “un poco de limpieza” y otra después de “haber hecho algo al respecto”.

Por fortuna, la idea se ha difundido con rapidez y muchos usuarios han inundado las distintas redes sociales con imágenes de parques, calles, playas y otros sitios limpios. Tan solo en Instagram hay más de 25.000 publicaciones con ese ‘hashtag’ y han surgido otros similares como #trashtagchallenge, #trashchallenge, e incluso la versión en español #BasuraChallenge.

A diferencia de otros retos virales, este movimiento tiene un impacto positivo en el mundo real y constituye una manera de incentivar el cuidado de la naturaleza y crear una conciencia colectiva sobre la cantidad de desechos que actualmente contaminan el planeta. Muchos internautas aseguran que se trata de “un reto que tiene sentido” y “al que todos nos deberíamos sumar”.

El drama de una novia: mataron a su prometido por un Xbox y ella lo despidió en el cementerio, de blanco

Compartir: