El CNI y la Policía Nacional señalan los vínculos con los servicios secretos de EEUU de al menos dos de los diez autores, según informa El País

Los investigadores de la Policía Nacional y del CNI que investigan el asalto ocurrido el pasado viernes 22 de febrero a la embajada de Corea del Norte en Madrid vinculan a dos de los autores con la CIA, el servicio de inteligencia estadounidense, según informa este miércoles El País y adelantaba El Confidencial el domingo.

Las primeras pesquisas apuntan a que los asaltantes fueron al menos diez personas que se hicieron con varios equipos informáticos y huyeron en dos vehículos que fueron abandonados cerca de la sede diplomática. Según El País, dos de las personas identificadas tienen vínculos con los servicios secretos estadounidenses, aunque desde la CIA han negado su implicación.

El asalto ocurrió a primera hora de la tarde del pasado día 22 en la embajada, situada en el número 43 de la calle Darío Aparicio, en el distrito madrileño de Moncloa-Aravaca, muy cerca del CNI. Según las fuentes consultadas por EFE, los asaltantes se hicieron con varios ordenadores.

Las ocho personas que se encontraban en la delegación ese viernes fueron maniatadas, golpeadas e interrogadas. Los asaltantes huyeron en dos vehículos que fueron abandonados en las inmediaciones de la embajada y que ya han sido analizados. También se han analizado las grabaciones de las cámaras de seguridad y, tras interrogar a los rehenes, se ha identificado a algunos de los asaltantes. La mayoría de ellos eran coreanos, pero al menos dos han sido reconocidos por investigadores del CNI por sus vínculos con la CIA, según El diario.

Trump rompe la reunión con Corea del Norte al negarse a levantar las sanciones

La embajada de Corea del Norte en España fue abierta en octubre de 2013 por el diplomático norcoreano Kim Hyok Chol, quien fue expulsado de España el 25 de septiembre de 2017 en respuesta a las pruebas balísticas de Pyongyang.

Kim Hyok Chol, que atribuyó su expulsión a la “diplomacia de sumisión” a Estados Unidos del Gobierno de Mariano Rajoy, es ahora uno de los principales interlocutores con la Administración de Donald Trump en las conversaciones que hace semanas emprendió en Hanoi con el líder supremo norcoreano, Kim Jong-un. La Embajada en Madrid quedó reducida entonces al mínimo, con un encargado de negocios y un pequeño grupo de estudiantes de arquitectura.

Compartir: