En su informe de derechos humanos de 2018 sobre Israel, el Departamento de Estado de EE.UU. ha cambiado el lenguaje usado para referirse a la ocupación israelí de los altos del Golán, cuya soberanía pertenece a Siria.

En su informe anual de derechos humanos para 2018, el Departamento de Estado de EE.UU. ha cambiado el lenguaje usado para referirse a la ocupación israelí de los altos del Golán, cuya soberanía pertenece a Siria.

A contrario de informes anteriores, el nuevo documento deja de calificar Altos del Golán como un área “ocupada” y describe el territorio “bajo el control de Israel”, lo que es una nueva señal del creciente apoyo de Washington a los reclamos de Israel sobre los Altos del Golán, informó Ynet News.

El mes pasado, los legisladores republicanos en ambas cámaras del Congreso presentaron proyectos de ley para garantizar que Israel mantenga el control de los Altos del Golán. Además, algunos senadores de EE.UU., entre ellos Marco Rubio y Lindsey Graham, presionaron al presidente estadounidense, Donald Trump, para que reconociera la soberanía israelí sobre los ocupados altos del Golán.

ONU llama a Israel retirarse de los altos del Golán sirio

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, quien está haciendo una campaña para la reelección por un cuarto período consecutivo, anunció durante una gira por los Altos del Golán el lunes con Lindsey Graham y el embajador de EE.UU. en Israel, David Friedman, que no cumplirá con las demandas de Siria para retirarse a las líneas de 1967 porque eran “indefendibles”, agregando que “Los Altos del Golán son parte de Israel y deben seguir siendo parte de Israel para siempre”.

Los Altos del Golán es un área estratégica que abarca unos 1.200 kilómetros cuadrados y proporciona un tercio de todo el suministro de agua de Israel.

Israel ocupó parte de la meseta del Golán, sita en el sur de Siria, tras la guerra de los Seis Días en 1967, e incorporó ese territorio a su sistema jurídico en 1981, lo que significa una anexión de facto, que ha sido rechazada rotundamente por la comunidad internacional.

Compartir: