EEUU libra una guerra abierta contra justicia internacional

Washington libró una guerra abierta contra la justicia internacional al anunciar sanciones contra la Corte Penal Internacional (CPI) por sus investigaciones sobre los crímenes de Estados Unidos en Afganistán.

El secretario de Estado de EE.UU. anunció restricciones de visas a cualquier persona involucrada en una posible investigación de militares estadounidenses en Afganistán o en cualquier país, según Reuters.

“Estoy anunciando una política de restricción de visas a aquellas personas directamente responsables de cualquier investigación de personal estadounidense. Eso incluiría a personas que tomen o hayan tomado medidas para solicitar o promover una investigación de este tipo. Las restricciones de visa también pueden usarse para disuadir los esfuerzos de la CPI de perseguir al personal de los aliados, incluidos los israelíes”, explicó Mike Pompeo.

La CPI anunció en noviembre de 2017 que buscaba iniciar una investigación formal sobre los presuntos crímenes de guerra cometidos en Afganistán, incluso por el ejército de Estados Unidos.

Pompeo señaló que para disuadir al tribunal, a la Casa Blanca no le temblarían las manos para adoptar más medidas punitivas.

“Las restricciones de visa no serán nuestro último esfuerzo. Estamos preparados para tomar medidas adicionales, incluidas sanciones económicas si la CPI no cambia su postura. La primera y la más importante obligación del gobierno estadounidense es proteger a sus ciudadanos”, advirtió.

EEUU sancionará a La Haya si investiga sus crímenes en Afganistán

En reacción, La CPI dejó claro que no cederá a las presiones de la Administración de Donald Trump. La ONG Human Right Watch (HRW), denunció que las sanciones de EE.UU. envían este mensaje claro a los torturadores y asesinos que sus crímenes pueden continuar sin control. Amnistía Internacional (AI), a su vez, consideró las sanciones como el último ataque del Gobierno de Trump contra la justicia internacional.

Compartir: