El grupo terrorista ISIS (Daesh, en árabe) está envuelto en un mundo de problemas en la aldea de Baguz, el último bastión de la banda en el este del río Éufrates en Siria.

El grupo terrorista ISIS (Daesh, en árabe) está envuelto en un mundo de problemas en la aldea de Baguz, el último bastión de la banda en el este del río Éufrates en Siria.

Según las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), que cuentan con el respaldo de la coalición internacional liderada por EEUU, la batalla contra ISIS en Baguz se acerca a su fin y el grupo terrorista enfrenta una derrota inminente.

Kino Gabriel, un portavoz de la FDS, afirmó que la ofensiva contra ISIS es “casi terminada” tras una serie de rendiciones, informó Al Jazeera.

El 9 de febrero las Fuerzas Democráticas Sirias anunciaron el inicio de una operación en Baguz para limpiar de terroristas esa localidad. Después de semanas de operaciones, parece que el grupo ahora se enfrenta a una escasez de combatientes de modo que se ve obligado a usar a las mujeres para defender su último bastión, de acuerdo con Al Masdar News.

ISIS típicamente prohíbe a las mujeres luchar en las líneas del frente. Sin embargo, como se puede ver en un vídeo, publicado el 14 de marzo en la cuenta de Twitter de uno de los terroristas, ha hecho una excepción así que las mujeres están presentes en el campo de batalla en Baguz.

Las FDS, apoyadas por la coalición desde el aire, están combatiendo contra el resto del grupo terrorista en Siria.

Los medios denunciaron en más de una ocasión que los ataques aéreos de la coalición, en particular, con uso de municiones con fósforo blanco, causaron muertos entre la población civil.

Rusia alerta: Norte de Afganistán puede convertirse en nuevo bastión de ISIS

Compartir: