Miles de personas realizaron el sábado manifestaciones de protesta en diferentes países, entre ellos Turquía, y Marruecos, para condenar la islamofobia.

Miles de personas realizaron el sábado manifestaciones de protesta en diferentes países, entre ellos Turquía, y Marruecos, para condenar la islamofobia.

En Estambul (Turquía), alrededor de de 500 personas celebraron un funeral simbólico en memoria del medio centenar de personas que perdieron la vida el viernes en los ataques terroristas a dos mezquitas en la ciudad de Christchurch, en Nueva Zelanda.

La multitud llevaba pancartas que decían ‘¡Musulmanes, pónganse de pie!’, ‘¡Musulmanes, unidos!’ y rezó por las víctimas de los ataques.

En Paquistán, las marchas de protesta se llevaron a cabo en las ciudades de Lahore y Karachi, entre otras. En Lahore, los manifestantes portaban pancartas en las que se podía leer “No a la xenofobia, la islamofobia, el terrorismo y el racismo”.

La manifestación en Karachi fue convocada por el partido Tehreek-e-Insaf (PTI). Halem Adil Sheij, secretario general del PTI y miembro de la Asamblea Provincial de Sindh, condenó en términos enérgicos la matanza a sangre fría de los musulmanes en Christchurch y tachó de vergonzoso el silencio del Occidente ante esta tragedia, informó Pakistan Today.

Adil Sheij dijo que el Islam es la religión de la paz y la fraternidad, pero movimientos antislámicos están constantemente tratando de difamar a esta religión pacífica.

VÍDEO: Al menos 49 muertos en atentado terrorista en la mezquita de Christchurch

En Marruecos, la manifestación se llevó a cabo en Rabat, la capital. La multitud se congregó frente al edificio del Parlamento para condenar los ataques horribles y “pedir que se detenga la campaña de hostilidad y racismo” en el mundo.

Similares marchas de protesta también se realizaron en Canadá y Australia. Asimismo, mensajes de solidaridad con el pueblo neozelandés y condena llegaron desde todos los rincones del planeta.

El atacante, identificado como Brenton Tarrant, se describió a sí mismo en un manifiesto de 74 páginas como “xenófobo”, “fascista” y admirador del presidente de EE.UU., Donald Trump.

En los últimos años, los ataques islamófobos de extrema derecha han ido en aumento en diferentes países occidentales, como Estados Unidos, Francia, España y Alemania. Incluso en Australia —país del origen del atacante de Christchurch— se ve un aumento considerable de ataques y acosos contra musulmanes.

Compartir: