EE.UU. firmó un contrato con un fabricante de armas para el desarrollo del misil antirradar de largo alcance destinado a atacar defensas aéreas enemigas.

El Mando de Sistemas Aéreos Navales de EE.UU. (Navair) firmó un contrato con el fabricante de armas Northrop Grumman para el desarrollo del misil antirradar de largo alcance destinado a atacar y destruir las defensas aéreas enemigas.

En un comunicado, el Pentágono especifica que el contrato incluye el diseño, la integración y las pruebas de un nuevo motor de combustible sólido para el AARGM-ER. Se prevé que los trabajos de desarrollo se completen para diciembre de 2023, y que el misil sea usado en aviones F/A-18E/F, EA-18G y F-35A/C.

¿Por qué los países prefieren comprar S-400 rusos y no THAAD estadounidenses?

Alcance y “letalidad”

Cary Ralston, vicepresidente de Northrop Grumman, afirmó que “el alcance extendido” del AARGM-ER, junto con su “letalidad”, cumplirá “con un requisito crítico de supresión de defensa”, al tiempo que protegerá de ataques a los aviadores estadounidenses.

Según explica The Drive, el AARGM-ER está siendo desarrollado sobre la base del AGM-88E (misil antirradar de alta velocidad), pero tendrá un alcance entre 20 % y 50 % mayor (de hasta 154 o 193 kilómetros). Los AGM-88E fueron diseñados para destruir los radares de los sistemas de defensa aérea del potencial enemigo, como los de los rusos Pantsir-S1, S-300 y S-400.

Compartir: