Washington ha exigido al Gobierno de Maduro la liberación inmediata de Roberto Marrero, jefe de despacho del diputado golpista venezolano Juan Guaidó.

Washington ha exigido al Gobierno de Maduro la liberación inmediata de Roberto Marrero, jefe de despacho y asesor de Guaidó, el diputado golpista venezolano.

Autoridades estadounidenses se pronunciaron ante la denuncia de Guaidó, autoproclamado “presidente encargado” de Venezuela, sobre el arresto de Marrero, abogado del dirigente de la oposición venezolana Leopoldo López, que cumple arresto domiciliario por su relación con diversos crímenes durante manifestaciones violentas.

“(El presidente Nicolás) Maduro ha cometido otro gran error. El arresto ilegítimo de Roberto Marrero, asesor del presidente interino Juan Guaidó, no quedará sin respuesta. Debe ser liberado inmediatamente con garantías de su seguridad”, escribió el jueves el secretario de Seguridad Nacional de EE.UU., John Bolton, en su cuenta de Twitter, informó BBC Mundo.

También a través de la misma red social, el secretario de Estado, Mike Pompeo, subrayó la condena de Estados Unidos al arresto de Marrero, exigió su liberación inmediata y adelantó que Washington hará “responsables a los involucrados”.

VÍDEO: Trump pide 500 millones de dólares al Congreso para intervenir en Venezuela

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, se sumó al pedido de la liberación inmediata del asistente de Guaidó. “No toleraremos el encarcelamiento o la intimidación por parte de Maduro del Gobierno legítimo de Venezuela”, expresó en un tuit.

Por su parte, el ministro de Interior venezolano, Néstor Reverol, informó del desmantelamiento de una “célula terrorista” a la que pertenecía Marreros, al que sindicó como “el responsable directo de la organización de estos grupos criminales, a quien se le incautó un lote de armas de guerra y dinero efectivo de divisas extranjeras”.

El lunes, Maduro alertó de personas que buscan un estado total de violencia y dijo que estas “no pueden llamarse líderes políticos”, sino terroristas. De esta forma, el mandatario hacía referencia a  la “guerra eléctrica y cibernética” promovida por Estados Unidos en el marco de una campaña para obligarlo a pasar el poder al golpista Guaidó.

Compartir: