Fuerzas especiales estadounidenses han ensayado la toma de una isla japonesa en unos ejercicios destinados a contener la “amenaza china” en la región Indo-Pacífico.

Fuerzas especiales estadounidenses han ensayado la toma de una isla japonesa en unos ejercicios destinados a contener la “amenaza china” en la región Indo-Pacífico.

Efectivos de la Marina, el Ejército de Tierra y la Fuerza Aérea estadounidenses participaron entre el 11 y el 14 de marzo en las maniobras Operaciones Básicas Avanzadas Expedicionarias (EABO), en las que se escenificó la toma de la isla japonesa de Iejima, señala un comunicado del comandante de la 31.ª Unidad Expedicionaria de los Infantes de Marina, el coronel Robert Brodie.

La nota, divulgada el viernes por el portal militar estadounidense Stars and Stripes, agrega que los aviadores realizaron vuelos de reconocimiento y de vigilancia en Iejima, en la prefectura de Okinawa, antes de que las fuerzas terrestres y los marines efectuaran un “asalto con un alcance de 600 millas (más de 965 km)” para capturar un aeródromo.

Una vez tomada la base aérea, las tropas estadounidenses establecieron la infraestructura necesaria para el aterrizaje de cazas F-35B Lightning II y C-130J Super Hercules.

Durante los ejercicios, las unidades de artillería realizaron misiones de tiro y cazas furtivos practicaron ataques de precisión.

“Estamos listos para tomar terreno con rapidez y proyectar un poder de combate letal”, indica el coronel Brodie en su anuncio.

Rusia y China vs. EEUU, ¿quién amenaza a quién con sus gastos militares?

Con la maniobra, EE.UU. “solo quiere que los chinos lo piensen dos veces antes de plantear reclamaciones. Es una señal clara para los chinos de que (Washington) no está bromeando”, añade el general.

A juicio de Brodie, la región Indo-Pacífico es “increíblemente dinámica”, siendo esa la razón de que las tropas de EE.UU. “practiquen a diaro” para poder hacer frente a posibles crisis en la zona.

En los últimos años, la zona ha sido escenario de incesantes tensiones entre China y EE.UU. Washington ha enviado varias veces aviones y buques de guerra a las proximidades de islotes controlados por China so pretexto de defender “la libertad de navegación”, mientras Pekín acusa a Washington de interferir en los asuntos de la región y agitar las tensiones deliberadamente.

Compartir: