El príncipe Harry quedó

El príncipe Harry quedó “disgustado” porque a su esposa, Meghan Markle, le restringieron acceso a las joyas reales, incluidas las que llevaba la princesa Diana.

Mientras tanto, la duquesa de Cambridge, Kate Middleton, ya ha lucido varias veces la tiara favorita de Lady Di, informan los medios británicos según Sputnik.

La reina Isabel informó al príncipe William que “los artículos de la Colección Real que llevaba la princesa Diana no serían puestos inmediatamente a disposición de Meghan”.

“Es una situación sorprendente que ha estado ocurriendo entre bastidores durante los últimos meses y que ha causado tensión y disgusto, especialmente para Harry”, comentó la fuente del diario The Sun.

Según el informador, ciertos “aspectos del comportamiento de Meghan, incluidos los de antes de la boda, causaron resentimiento” en el palacio de Buckingham.

“La reina misma no quedó impresionada con algunas de las demandas de Meghan, especialmente como nuevo miembro de la familia”, cita el tabloide a su fuente.

Meghan tiene una nueva enemiga en Palacio de Buckingham

De acuerdo con el medio, la duquesa no pudo llevar una tiara esmeralda en su boda en mayo, lo que llevó al príncipe Harry a reaccionar: “Lo que Meghan quiere, lo consigue”.

Según las fuentes, citadas por el diario, Meghan “puede ser difícil” y tiene “altos estándares” porque está “acostumbrada a trabajar en un entorno de Hollywood”.

Al mismo tiempo, el informante aclaró que “a la reina le agrada personalmente Meghan, pero se trata de jerarquía”.

“Ella está demostrando que mantener el orden correcto y la primacía dentro de la familia es importante. Aunque Meghan sea la mujer más popular del mundo, es de un rango inferior al de Kate”, explicó.

Compartir: