“Un votante de Vox no tiene ni una razón para votar al PP”, dijo Pablo Casado en un coloquio en el Foro ABC.

“Un votante de Vox no tiene ni una razón para votar al PP”, dijo Pablo Casado en un coloquio en el Foro ABC.

El presidente del PP, Pablo Casado, no entiende que Vox pueda seguir creciendo a costa del PP, ni que antiguos votantes del PP puedan estar pensando en votar al partido de Santiago Abascal. “Un votante de Vox no tiene ni una razón para votar al PP”, dijo el líder popular en un coloquio en el Foro ABC, según La Vanguardia.

Para Casado, lo único que puede ofrecer Vox diferente al PP es “no haber gestionado nada e ideas radicales que no llevarían a nada bueno”, como por ejemplo la idea que los ciudadanos puedan tener armas en sus casas para defenderse. También citó como propuesta de Vox que no secunda es un tipo único del IRPF del 22%, porque supondría una subida del IRPF a las rentas bajas del 8%.

Por eso, a su juicio, todos los ex votantes del PP que puedan estar dudando entre votar al PP o a Vox, tienen un mensaje que “si optimizamos el voto en torno al PP, los votantes de Vox verán reflejadas sus demandas, saquen cinco escaño o 15.

No hizo lo mismo con los votantes de Ciudadanos, partido al que no contradijo en ninguno de sus postulados, y con el que confirmó que se sentiría a gusto si tuviera que gobernar, como ocurre en Andalucía, Murcia, Rioja, Madrid y Castilla y León, aunque Casado aseguró que él intentará conseguir una mayoría suficiente para poder gobernar en solitario, lo que considera que es factible dados los indecisos que hay, y el estrecho porcentaje en el que se mueven una buena parte de los escaños, entre 20 y 30, que dependerán de un 1% de los votos.

Con Ciudadanos, sin embargo, mantiene un discurso muy distinto al que utiliza con Vox, con el que a su juicio en los pactos que ya tiene hay “propuestas sensatas, y fuera de discrepancias nos podríamos entender”.

Eso sí, bromeó con el hecho de tener que llegar a pactos para formar Gobierno, porque dado el “plan de choque” que es “muy audaz” que plantea el PP, “quizá algún partido no quiera formar parte de ese gobierno”, porque ese plan “va a tener un desgaste importante”, que él está dispuesto a asumir. De hecho, asegura que “me da igual no revalidar la presidencia del Gobierno dentro de cuatro años”.

Además de las cuestiones económicas, Pablo Casado se paró en todo lo que tiene que ver con el modelo territorial. No quiso avanzar nada sobre la posible recentralización de competencias, pero sí hizo una promesa: “No habrá una competencia más para una Autonomía si soy presidente del Gobierno”. A su juicio no puede seguir descentralizándose el Estado, sino que, por el contrario, hay que fortalecer el Estado.

Y sobre Cataluña mantuvo la misma línea que hasta ahora, aunque ya no habla tanto del 155, quizá porque probablemente no tenga votos para aplicarlo, pero ahora hace hincapié en lo que se puede hacer sin echar mano de ese artículo: reforma del Código Penal para que sea delito la convocatoria de un referéndum ilegal; una ley que impida indultos a los condenados por rebelión -en este aspecto criticó las palabras de Sánchez en “The Times”, en las que no descarta indultar a los procesados por el Procés- “sólo aplicando la actual legislación, la ley de Seguridad Nacional para que no se puedan dar órdenes ilegales a los Mossos, y con “una moratoria de competencias a las comunidades autónomas desleales con el Título VIII de la Constitución”, Casado cree que se puede frenar al independentismo catalán, porque “si hay una comunidad autónoma que está administrando de forma desleal con el Estado sus competencias, la Administración central puede actuar”.

Lo que dejó claro es que no habrá “ningún apaciguamiento con quienes quieren romper con España” y no entiende a los partidos que hacen de esas manos tendidas a los independentistas sus ejes electorales. El del PP es otro, “que la ley se cumpla en Cataluña”. Algo a lo que se compromete porque no entiende “el complejo de algunos partidos de que algo habrá que dar a los nacionalistas”.

Mensaje de Casado a los votantes españoles: “Cuanto más Vox, más Sánchez”

Compartir: