Las elecciones generales del 28 de abril tienen muchas novedades. España va a experimentar el primer Gobierno de coalición durante 40 años de democracia y los primeros diputados de ultraderecha desde 1982, mientras vivió la primera campaña electoral desde la crisis financiera cuyo tema central no fue la economía.

Las elecciones generales del 28 de abril tienen muchas novedades. España va a experimentar el primer Gobierno de coalición durante 40 años de democracia y los primeros diputados de ultraderecha desde 1982, mientras vivió la primera campaña electoral desde la crisis financiera cuyo tema central no fue la economía.

Lo que se decidirá el domingo

Los electores españoles elegirán el domingo a los 350 diputados de la cámara baja y a 208 representantes para el Senado, que tiene un perfil político bajo y está bajo control del conservador Partido Popular (PP) desde 2011.

¿Quién será el próximo presidente del Gobierno?

Todos los sondeos sonríen al gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE), liderado por Pedro Sánchez, que ganaría la victoria, a distancia del PP y otras formaciones políticas. Pero, ninguno podría formar un gobierno en solitario.

Las elecciones generales del 28 de abril tienen muchas novedades. España va a experimentar el primer Gobierno de coalición durante 40 años de democracia y los primeros diputados de ultraderecha desde 1982, mientras vivió la primera campaña electoral desde la crisis financiera cuyo tema central no fue la economía.

La versión más optimista es que Sánchez -que se convirtió el 1 de junio pasado, con 46 años, en el primer presidente del Gobierno de España en acceder al cargo por medio de una moción de censura parlamentaria, pueda permanecer en el poder formando una coalición con Unidas Podemos, del izquierdista Pablo Iglesias.

Sin embargo, el escenario más probable es que el PSOE, necesite también el apoyo de los independentistas de Cataluña, lo que en junio posibilitó la llegada al poder de Sánchez, hecho denominado “pacto Frankenstein” por algunos medios y políticos.

El último sondeo de la agencia ABC, publicado el 22 de abril, indica que los socialistas alcanzarían entre 134 y 139 escaños y podrían pactar solamente con Unidos Podemos (27 escaños) y ERC (13).

Las elecciones generales del 28 de abril tienen muchas novedades. España va a experimentar el primer Gobierno de coalición durante 40 años de democracia y los primeros diputados de ultraderecha desde 1982, mientras vivió la primera campaña electoral desde la crisis financiera cuyo tema central no fue la economía.

La encuesta prevé para el PP entre 81 y 86 escaños, para Ciudadanos entre 42 y 44 y para el ultraderechista Vox entre 30 y 32. Así que al sumar solo entre 156 y 165 diputados, los derechistas estarían lejos de los 176 de la mayoría absoluta.

Nueva era política en España

Se trata de las terceras elecciones en menos de tres años que se celebran en España, prueba de la fragmentación política y de la dificultad para formar gobiernos estables.

Aunque no está claro quién ganará los comicios del domingo, ya no cabe duda de que el tradicional bipartidismo (PP y PSOE), que dominó la escena política del país desde el regreso de España a la democracia, ha llegado a su fin.

Campañas electorales controvertidas

Durante las últimas semanas, España ha sido testigo de una de las campañas electorales más inflamables de los recientes años, marcada por cruce de acusaciones y un discurso de odio.

“Hubo disturbios y detenidos cuando la candidata del Partido Popular por Barcelona, Cayetana Alvarez de Toledo, ingresó a la Universidad de Barcelona para dar una charla. Colgaron conejos muertos delante de los afiches de Izquierda Unida, socio de Unidas Podemos, en Puebla de Almoradiel, en Castilla-La Mancha. Apedrearon la sede nacional de Vox, en Madrid. Intentaron impedir más de un acto de Ciudadanos en Navarra y en Rentería (Guipuzcoa), entre otros”, recogió la agencia Clarín.

La amenaza de la ultraderecha

Otra novedad de las elecciones de este año es que el partido ultraderechista Vox, encabezado por Santiago Abascal, podría  llegar a ocupar, por primera vez, varios sillones tanto en el Congreso de los Diputados como en el Senado, después de haber obtenido representación en el Parlamento Andaluz el pasado diciembre de 2018.

Para muchos españoles sería terrible el ascenso de partidos como Vox cuyo programa electoral ha sido centrado en glorificar la dictadura franquista, la suspensión inmediata de la autonomía de Cataluña y el procesamiento de los “sublevados en el golpe de Estado separatista”, así como suprimir de la sanidad pública las intervenciones quirúrgicas relacionadas con el aborto, la deportación de los inmigrantes indocumentados a sus países de origen y la “eliminación del acceso gratuito a la sanidad para los solicitantes de asilo ilegales y copago para todos los residentes legales que no tengan un mínimo de 10 años de permanencia en nuestro suelo”.

¿Quién ganó el primer debate electoral en España?

Compartir: