Turquía está dispuesto a reconsiderar su decisión sobre la compra de los sistemas antiaéreos S-400 a Rusia, según una fuente diplomática turca.

Turquía está dispuesto a reconsiderar su decisión sobre la compra de los sistemas antiaéreos S-400 a Rusia, según una fuente diplomática turca.

Ankara vincula esta posibilidad con el brusco deterioro de la situación económica en el país y la depreciación de la lira. Además, las autoridades turcas temen la posible introducción de sanciones por parte de EE.UU., informa el medio alemán Blid.

“El asunto puede no llegar hasta los suministros de los S-400 en julio, porque su compra conducirá a la imposición de sanciones por parte de Washington. Eso significaría el colapso económico de Turquía teniendo en cuenta la actual depreciación de la lira”, destacó la fuente diplomática turca que prefirió mantener su anonimato.

Según el interlocutor de Bild, “la crisis económica en Turquía está agravándose a causa de la política exterior agresiva aplicada por Ankara”.

Moscú y Ankara firmaron el contrato para el suministro de los S-400 en el 2017. El pasado 22 de abril el coronel general y vice ministro de Defensa de Rusia Aleksandr Fomin comunicó que los primeros suministros empezarían pronto.

Washington se ha manifestado en contra de la compra de los S-400 en repetidas ocasiones y ha amenazado a Ankara con parar los suministros de sus cazas F-35. Además, EE.UU. le propuso a Turquía adquirir los sistemas Patriot en vez de las armas rusas.

Turquía rechaza cancelar compra de S-400 rusos y busca adquirir los S-500

La lira turca es el ‘outsider’ entre las divisas de los países con mercados en vías de desarrollo.  A comienzos del 2018 la divisa turca se devaluó un 40% frente al dólar y en agosto del 2018 su tipo de cambio se desplomó un 20%, informaron varios medios rusos, citando datos de un boletín publicado por el banco central de Turquía.

Compartir: