Soldado estadounidense

Un mensaje en Twitter del Ejército de EE.UU. que se les pedía a los veteranos que compartieran historias de cómo afectan la vida sus experiencias de combate provoca una gran cantidad de respuestas dolorosas.

Las Fuerzas Armadas estadounidenses publicaron el tuit durante el Día de los Caídos, un feriado federal en el país norteamericano en homenaje al personal militar que murió en combates militares.

Entre los miles de respuestas se incluyen historias desgarradoras de depresión, agresión sexual y trastorno por estrés postraumático (TEPT).

Otros usuarios compartieron historias de enfermedades y suicidios provocados por experiencias en las guerras de EE.UU. que van desde atestiguar la pérdida de vidas hasta agresiones sexuales en el Ejército.

Un veterano respondió:

El “cóctel de combate”: trastorno por estrés postraumático, depresión severa, ansiedad. Aislamiento. Intentos de suicidio. La rabia interminable. Me costó mi relación con mi hijo mayor y mi nieto. A algunos de mis amigos les costó mucho más.

¿Cómo me impactó a mí el servicio? Pregúntale a mi familia.

El polémico mensaje anclado en Twitter ya tiene más de 11,000 respuestas y van en aumento las reacciones.

Además del trastorno por estrés postraumático, otro problema común entre los exsoldados que respondieron al tuit fueron los informes de agresión sexual.

Un veterano estadounidense habla sobre atrocidades cometidas por el Ejército de EEUU en Irak

Acoso sexual todos los días. Experimentando el asalto sexual. Protegiendo a las demás del asalto sexual. Dormir con un cuchillo por la noche y sostener mi cuerpo contra una puerta mientras un hombre borracho golpeaba la puerta de nuestros barracones. Un miedo que nunca me abandona. Así es como el servicio me ha impactado.

Otra veterana escribió sobre el asalto sexual junto con el sufrimiento de depresión y ansiedad.

La depresión, la ansiedad, todavía no puedo tolerar los ruidos fuertes. Fui acosada por uno de mis superiores. Cuando les informé, con testigos para corroborar mi historia, nada le sucedió. Nada. Un año después, robó un ordenador portátil y luego fue degradado. Yo valgo menos que una laptop.

Mi esposa y yo servimos en el Ejército. Pasamos más de 5 años separados geográficamente entre sí. Mi esposa fue agredida sexualmente en el despliegue y expulsada del Ejército por buscar tratamiento, pues se consideraba que no era apta para el servicio. Salí porque sus agresores quedaron impunes.

Otros contaron sobre familiares y amigos que habían cometido suicidio durante o después de su servicio militar en el Ejército.

En la misma jornada, el Ejército de EE.UU. también divulgó otro tuit con un enlace y un número de teléfono perteneciente a la Línea de Crisis de Veteranos.

Actualmente, en Estados Unidos existen casi 20 millones de veteranos. Cada día unos 20 de ellos mueren por suicidio, 1,5 veces más que la tasa de civiles, según el Departamento de Asuntos de Veteranos (VA).

Un informe del VA, publicado en 2018, dio a conocer que más de 6,000 veteranos terminaron con su propia vida cada año, desde 2008 hasta 2016.

Compartir: