Hezbolá “tiene derecho” a adquirir cualquier arma que necesita para defenderse ante enemigos y EE.UU. “no tiene el derecho a negociar” el tema, dijo Nasralá.

Hezbolá “tiene derecho” a adquirir cualquier arma que necesita para defenderse ante enemigos y EE.UU. “no tiene el derecho a negociar” el tema, dijo Nasralá.

El líder del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), Seyed Hasan Nasralá, dice que Hezbolá “pronto” pondrá en marcha fábricas para desarrollar misiles de alta precisión, mientras “EE.UU. no tiene derecho” a opinar, según HispanTV.

El Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) “tiene derecho” a adquirir cualquier arma que necesita para defenderse ante enemigos y Washington “no tiene el derecho a negociar” el tema, matizó Nasralá en un discurso ofrecido el viernes desde Beirut (capital libanesa), con motivo del Día Mundial de Al-Quds.

“Tenemos el derecho a fabricar cualquier arma que necesitamos. EE.UU. no tiene derecho a entrar en negociaciones con nosotros para abordar el tema”, indicó el máximo responsable de Hezbolá.

Nasralá añadió que la resistencia libanesa cuenta con necesaria fuerza laboral “para desarrollar y fabricar armas, por lo que pronto construiremos fábricas para desarrollar misiles de alta precisión”, recalcó.

Para enfatizar el poderío militar de Hezbolá, el alto responsable de la Resistencia libanesa hizo notar que pese a la realidad de que el movimiento que dirige no tiene “por el momento” fábricas para desarrollar este tipo de misiles, aún puede hacer frente a las eventuales agresión de las fuerzas israelíes.

De hecho, “la respuesta directa, contundente y poderosa de Hezbolá”, según Nasralá, explica porque Tel Aviv no ha podido desde hace mucho tiempo atacar ni el territorio libanés o blancos de Hezbolá, ni cualquier otro país o movimiento a los que considera sus enemigos.

“Hoy en día, Israel tiene miedo a los misiles de El Líbano, la Franja de Gaza y Siria”, matizó el líder de la Resistencia libanesa.

Hezbolá sintió la necesidad de mejorar su capacidad militar, en concreto, luego de la Guerra de 33 días librada en 2006 por Israel contra El Líbano. En la ofensiva murieron unos 1200 libaneses, la mayoría civiles, y 159 israelíes.

Lo que preocupa a los israelíes es el hecho de que el movimiento libanés se ha equipado hoy en día con tropas especiales y unos 150 000 misiles que pueden alcanzar cualquier punto de los territorios ocupados palestinos.

Hezbolá cree que la guerra con Israel es posible este verano

Compartir: