Ejército de Siria ha logrado un gran avance en el sur de la provincia de Idlib liberando cuatro aldeas ocupadas por los terroristas afines a Al-Qaeda.

Ejército de Siria ha logrado un gran avance en el sur de la provincia de Idlib liberando cuatro aldeas ocupadas por los terroristas afines a Al-Qaeda.

Según han informado medios locales, las Fuerzas Tigre, la unidad de élite del Ejército sirio, se han hecho con el control de la estratégica localidad de Al-Humayrat, sita en el suroeste de la provincia occidental de Idlib, tras lanzar una fiera operación militar contra las posiciones terroristas.

Tras este gran avance, los soldados sirios han logrado colapsar otras líneas de defensa de la alianza terrorista en esta zona y arrebatar también a los extremistas el control de los poblados de Qiratah, Al-Hardana y Al-Qeiruyiya.

Durante esta ofensiva antiterrorista, respaldada por las Fuerzas Aéreas de Rusia y Siria, las unidades del Ejército sirio han asestado un duro golpe a la banda extremista Hayat Tahrir Al-Sham (HTS) —liderada por el Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham)—, causando grandes pérdidas en sus filas y equipamientos militares.

Los helicópteros sirios destruyen 2 bases terroristas en Idlib

Al tener bajo su control estas localidades, el Ejército sirio puede ahora dirigirse a la ciudad de Jan Sheijun, considerada la primera línea de los grupos terroristas en la provincia de Idlib.

Las operaciones sirias contra Idlib se intensificaron después de que los grupos armados y terroristas lanzaran, desde esta región, ataques mortales contra las zonas residenciales y las posiciones del Ejército sirio en las vecinas provincias de Hama (centro-oeste) Alepo y Latakia (noroeste), violando claramente el alto el fuego acordado por Turquía y Rusia el 17 de septiembre de 2018.

El pasado miércoles, el viceministro de Asuntos Exteriores de Siria, Faisal al-Miqdad, anunció que su país estaba determinado a liberar la provincia de Idlib, considerada el último feudo de los terroristas en el país árabe, y que analizaba el momento propicio para poner en marcha las operaciones en este sentido.

El Gobierno de Damasco también instó el lunes al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) a condenar los ataques extremistas emprendidos desde Idlib contra los civiles y responsabilizar de los mismos a los países que apoyan el terrorismo en Siria.

Compartir: